El cultivo del pistacho se ha convertido en una alternativa para muchos agricultores de Castilla-La Mancha y la previsión apunta que este año 2021 finalizará con más de 40.000 hectáreas de este cultivo en la región, según los datos que se han expuesto en un seminario de Cooperativas Agroalimentarias.

Más de un centenar de profesionales han participado en un encuentro digital organizado por Cooperativas Agrolimentarias de Castilla-La Mancha en colaboración con el Banco Santander para abordar las diferentes perspectivas de este cultivo.

El cultivo del pistacho está en auge en Castilla-La Mancha y en los últimos tres años ha crecido a un ritmo «muy rápido», según ha dicho el portavoz de Frutos Secos de Cooperativas, Emilio Galdrán, quien ha señalado que se ha convertido en una alternativa para muchos agricultores «y en Castilla-La Mancha, en 2021 terminaremos con más de 40.000 hectáreas de este cultivo», lo que lleva a un crecimiento de la producción en la misma medida.

Según ha informado en un comunicado la organización cooperativa, Galdrán ha considerado necesario organizar y vertebrar el cultivo del pistacho para que no suceda «como con otros cultivos, que se ha atomizado la producción y la comercialización del producto, provocando escenarios negativos para el sector productor».

Este encuentro online ha sido inaugurado por Emilio Galdrán y el director de Negocio AgroSantander Territorial de la región, Pedro Bergillos, y se han abordado aspectos como los pasos para construir una cooperativa o una sección de cultivo dentro de una cooperativa o las inversiones que precisa el procesado del pistacho.

Asimismo, se ha dado a conocer el proyecto de cooperación para la comercialización ‘Domopistachio’, con la participación del responsable jurídico de Cooperativas Agroalimentarias Castilla-La Mancha, Francisco Seseña, y el director general de ‘Domopistachio’, Ignacio Lobato, entre otros.