Los precios mayoristas de los cereales siguen subiendo una semana más de forma generalizada y se consolida el encarecimiento que viene viviendo desde hace semanas y que afecta al trigo (blando y duro), la cebada y el maíz, según ha informado este martes 13 la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Los datos difundidos por Accoe -relativos a la semana 41 (del 5 al 9 de octubre)- reflejan que la cotización del trigo duro se situó en 256,67 euros por tonelada, lo que supone el 0,65 % más que la semana anterior.

El precio de la cebada repuntó el 2,80 %, hasta los 176,33 euros por tonelada y el precio del trigo blando fue de 199,00 euros por tonelada, lo que representa una subida semanal del 1,72 %.

En el caso del maíz se ha situado en 189,20 euros, un +0,58 %. Cabe recordar que  este incremento coincide con que ha comenzado en la provincia de León la recolección de la que será la mayor cosecha de maíz de la historia de este cultivo en la provincia, y es así porque a unos rendimientos por hectárea razonablemente buenos, fijados en 12.500 kilos por la Comisión Provincial de Estadística Agraria. Por una vez, se consolida el encarecimiento del maíz cuando hay una gran cosecha.

En cuanto a la avena, la cotización alcanzó 178,25 euros por tonelada, un 1,13 % más que en la semana anterior. Es de destacar que tan sólo la cebada de malta mantiene la cifra anterior (178, euros/tonelada), quizás por las nuevas restricciones del Covid en la hostelería..

Desde enero de 2020, el maíz se ha encarecido un 4,98 %, mientras que la cebada se ha abaratado un 2,97 % y el trigo blando, un 1,04 %.

El precio del trigo duro, por su parte, ha subido desde enero un 1,78 %.

Dentro de las proteínas y coproductos vegetales, el precio de la soja se elevó el 16,42 %, respecto a su cotización de principios de año que era de 335 euros por tonelada.

El de la colza se ha elevado el 10,64 % (235 euros por tonelada en enero) y el de la cascarilla, el 10,06 % (159 euros por tonelada).