La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible publicará en breve en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la resolución que establece el procedimiento para que las OPFH (Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas) presenten las solicitudes de aprobación a sus programas operativos, modificaciones y dotación del fondo operativo para 2020, financiadas a través del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (Feaga).

Como gran novedad, la nueva convocatoria contempla una de las grandes reivindicaciones del sector, la flexibilización en los requisitos sobre las modificaciones de los programas operativos recogidos en el artículo 16 del Real Decreto 533/2017, de 26 de mayo, dentro de las competencias autonómicas. La rigidez impuesta hasta ahora era objeto de controversia entre las organizaciones.

Del mismo modo, se ofrece a los solicitantes el cumplimiento de los requisitos administrativos exigibles en el momento previo al pago, de forma que el beneficiario disponga de un plazo más amplio. Existe además el compromiso de continuar en el futuro con la simplificación burocrática, como parte del Plan para la mejora de la competitividad puesto en marcha por la Consejería de Carmen Crespo.

A estos incentivos pueden optar las OPFH, reconocidas, o aquellas entidades que hayan solicitado el reconocimiento como tal, que presenten un proyecto de programa operativo para 2020 y siguientes; o bien, aquellas que, disponiendo de un programa operativo aprobado, soliciten su modificación para el año que viene, así como su dotación presupuestaria para 2020.

Por otra parte, las asociaciones de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas pueden solicitar la aprobación de un programa operativo parcial para 2019 y siguientes, o bien la modificación del mismo, así como la dotación de un fondo económico para 2019.

Los denominados programas operativos son proyectos que contienen un conjunto de inversiones y gastos que las OPFH proponen realizar para la consecución de determinados objetivos, entre los que destacan la concentración de la oferta y su adaptación a las demandas del mercado o la mejora de la sostenibilidad económica y ambiental de las explotaciones agrarias, así como la mejora de la calidad de sus productos. Estas metas se alcanzan a través de inversiones y gastos en las explotaciones individuales de los socios, así como de las instalaciones de manipulación y procesado del producto de las OPFH y sus sistemas y modelos de comercialización. Entre los gastos subvencionables también se incluyen actuaciones para la prevención y gestión de crisis de mercado, servicios de formación y asesoría e investigación y producción experimental.

(Fotos: (Junta de Andalucía)