Las ayudas del Plan Renove 2021 de maquinaria agraria, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, van a beneficiar en la convocatoria de 2021 a unos 850 agricultores y ganaderos, a los que se van a destinar algo más de 6,5 millones de euros (datos provisionales). Una vez finalizado el plazo para la presentación de solicitudes, se estima que casi el 80% de dichas solicitudes serán aceptadas.

 Las subvenciones concedidas a unos 850 agricultores y ganaderos han propiciado una inversión total en compra de nueva maquinaria de casi 25 millones de euros y la subvención alcanza, aproximadamente, un 26% del gasto total realizado por los agricultores y ganaderos.

 La buena acogida de la convocatoria propiciará la incorporación al parque de maquinaria agrícola de unidades modernas, dotadas de las últimas tecnologías, más respetuosas con el medio ambiente, más eficaces y seguras, según el Ministerio.

La distribución provisional de las ayudas es la siguiente:

 

TIPO DE MÁQUINA

SUBVENCIÓN RENOVE

Tractores

117.264,00 €

Abonadoras

343.245,90 €

Accesorios de distribución localizada de purín

599.208,49 €

Cisternas de purín

578.174,26 €

Equipos de aplicación de productos fitosanitarios

693.943,29 €

Sembradoras por siembra directa

4.192.286,66 €

Total

6.524.122,60 €

 Las ayudas del Plan Renove 2021 junto a los tres millones de euros que se destinaron a la subvención del coste de los avales concedidos por SAECA para la adquisición de maquinaria nueva suponen casi un 20 % más del presupuesto destinado por el MAPA en apoyo a este sector. 

Si agotado el plazo de solicitud quedaran fondos disponibles en cualquiera de las dos líneas, se podrán utilizar para satisfacer la lista de espera. Por tanto, los fondos no consumidos en la línea de purines se emplearán, tal y como se previó en la convocatoria, para cubrir la demanda de la línea de resto de maquinaria que ha quedado en lista de espera.

VENTAJAS MEDIOAMBIENTALES

El Plan Renove, además de subvencionar una parte del desembolso que realizan agricultores y ganaderos en la adquisición de maquinaria nueva, persigue facilitar el cumplimiento de los compromisos internacionales de España en materia de medio ambiente dentro del sector agrario.

Gracias al achatarramiento de máquinas del mismo tipo a las adquiridas, se estima que se consigue una reducción de entre el 15 % y el 20 % de emisiones de dióxido de carbono y hasta un 94% de partículas, si se trata de nuevos tractores.

Con los sistemas de aplicación localizada frente a los sistemas como los de abanico o cañones se consigue una reducción significativa de las emisiones de amoniaco al medio ambiente con los sistemas de aplicación localizada frente a sistemas como los de abanico o cañones. Además, los nuevos equipos de aplicación de fitosanitarios y abonadoras consiguen una distribución óptima del producto.

Por su parte, las sembradoras directas son la herramienta más importante para llevar a cabo una agricultura de conservación, o no laboreo, que reduce las labores en el campo, las emisiones de CO2, aumenta el contenido de materia orgánica del suelo y previene su erosión.