La reforma de la PAC empieza a dar sus primeros pasos de nuevo con la sombra del Brexit y los recortes en el presupuesto en primer plazo. Por eso, la discusión de quién debe cobrar las ayudas, lo que ahora se denomina el agricultor genuino, toma especial relevancia. Desde la presidencia finlandesa de la CE ya se ha dejado claro que no se deben incluir criterios de edad para definirlo. Desde COAG CyL se quiere ir más allá y proponen que sea quien realmente viva de su trabajo agrícola y rechazar a aquellos cuyos únicos ingresos agrarios son precisamente los pagos directos.

Así, en el transcurso de la reunión celebrada esta semana en la Secretaría General de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural para analizar la orientación de la nueva PAC post 2020, el Coordinador de COAG-Castilla y León, Aurelio Pérez, ha pedido recuperar el “Acuerdo sobre los requisitos que debe reunir el agricultor activo y la actividad agraria” firmado por la Consejería, cooperativas y organizaciones agrarias el 18 de noviembre de 2013.

Si bien en aquel momento la definición utilizada en los documentos de la Comisión Europea era la de “agricultor activo”, en la propuesta que actualmente se debate se utiliza la de “agricultor genuino”. A su juicio, “el calificativo que se le quiera poner es lo de menos, lo importante es adoptar una definición que reconozca y priorice las políticas agrarias a favor de los profesionales que realmente viven de su trabajo en sus explotaciones agrarias y/o ganaderas”.

En dicho Acuerdo del 18 de noviembre de 2013, todos los agentes del sector manifestaron, entre otras cuestiones, que el ejercicio de la actividad agraria comporta el cumplimiento de determinadas obligaciones legales de naturaleza tributaria, laboral y con la Seguridad Social, y por lo tanto:

  • no se pueden seguir manteniendo como beneficiarios de ayudas PAC a aquellos cuyos únicos ingresos agrarios son precisamente los pagos directos.
  • Que en un futuro no se concedan pagos a aquellos agricultores y ganaderos que no acrediten un nivel de ingresos procedentes de la actividad agraria por la producción y cría de productos agrícolas y/o ganaderos en una cuantía al menos idéntica al importe que les corresponda en concepto de pagos directos.
  • Que en lo que se refiere a los requisitos legales relacionados con el ejercicio de la actividad agraria, se debe exigir el cumplimiento de la normativa básica estatal en materia tanto fiscal como de Seguridad Social que corresponda.

Para la organización agraria, “con una definición de agricultor genuino que recoja estos principios se estaría apostando por el modelo social y profesional de agricultura, mayoritario en Castilla y León, y que resulta fundamental para mantener las rentas de los profesionales y, en consecuencia, la actividad, la riqueza y la población del medio rural”.

4 Comentarios

  1. Lo de que el valor de los ingresos agrarios tenga que ser igual a la ayuda para percibirla es poner la guillotina sobre el cuello del agricultor .Salvo la agricultura y ganadería intensiva (y ni siquiera estas) la obtención de producción es muy variable , no todas las regiones tienen los mismos riesgos climáticos ,no todas las parcelas producen las mismas cantidades ,el precio de venta no tiene por qué ser el que a priori calculamos,se puede dejar el producto almacenado en espera de mejor precio sin tener la obligacion de vender por exigencias de esa condición etc etc
    La preocupación del agricultor ha de ser hacer rentable su explotación para seguir viviendo incluidas las ayudas y no estar pensando en alegrarse cuando el vecino o conocido pierde tal o cual ayuda por no haber alcanzado una exigencia. Eso es cainismo. Al final subiremos el listón tan alto que nadie se va a querer quedar a vivir en el campo añadiéndole problemas burocráticos a los muchos problemas que el oficio tiene

  2. Yo pienso que la pac se le debe dar al agricultor que vive de la agricultura y paga su seguridad social y nos
    jugamos nuestro dinero,siempre mirando al cielo y no a la gente que no tiene que ver nada con la agricultura y no viven de la agricultura.

  3. Yo quitaba la PAC a todos aquellos agricultores que viven en la ciudad; incluyendo a los que están empadronados en el pueblo.
    Y además acaba con el problema de la despoblación.
    Pero eso a los caciques y señoritos que hay en algunos sindicatos agrarios no les interesa que ocurra.

  4. Quitaremos antes la PAC a los pequeños agricultores que se autoabastecen em las aldeas que a los latifundistas que viven en palacetes de la capital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here