La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, ha manifiestado su satisfacción por la publicación de la Orden AGM/1286/2022, para la concesión excepcional de una ayuda directa por superficie a las explotaciones de fruta dulce de Aragón, y cuyo plazo de solicitud se abre este jueves 21. Eso sí, la organización agraria señala que la dotación presupuestaria de esta Orden así como los importes fijados por hectárea se quedan escasos para cubrir las necesidades de las explotaciones. (Ver las condiciones de solicitud de la ayuda aquí)

Desde que en 2014 Rusia vetara la entrada de productos agroalimentarios procedentes de la Unión Europea a su territorio, el subsector de frutas y hortalizas español viene arrastrando una crisis de rentabilidad derivada de los bajos precios percibidos por sus producciones a consecuencia de la atomización del mercado.

Durante estos últimos ocho años, las explotaciones familiares dedicadas a la producción de fruta dulce han visto como su rentabilidad se iba socavando y muchas han tenido que echar el cierre. Una situación sobre la que ha venido alertando UAGA, que desde el primer momento se movilizó para exigir a la administración medidas que paliasen la grave situación de las y los fruticultores.

Esta crisis de rentabilidad se agudizó todavía más tras las importantes heladas registradas durante las dos últimas primaveras y que mermaron gravemente la producción esperada de las diferentes variedades de fruta, principalmente de hueso, que en algunas zonas supuso incluso la pérdida de más del 80% de la cosecha.

Una situación insostenible para muchas explotaciones familiares y que pone en jaque al motor económico de las comarcas de Bajo Cinca, Caspe, Valdejalón y Calatayud, no solo por el empleo directo que conlleva la campaña de recogida de fruta sino también por toda la actividad que genera a su alrededor la fruticultura y lo que supone socialmente para los pueblos de esas zonas.

Por estos motivos, UAGA venía reclamando al Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón, desde el pasado mes de abril, una ayuda directa para las y los fruticultores.

LAMENTAN QUE LOS FRUTOS SECOS SE HAYAN QUEDADO FUERA PESE A TENER PÉRDIDAS DEL 80% EN LA PRODUCCIÓN ESTA CAMPAÑA

Sin embargo, la publicación de esta convocatoria de ayudas a las explotaciones de fruta dulce queda empañada por la exclusión de los Frutos Secos como beneficiarios de estas ayudas. Un sector que este año también ha sufrido el envite de las bajas temperaturas que han provocado la pérdida del 80% de la producción.

En ese sentido, UAGA destaca que el almendro en secano es un cultivo tradicional que en algunas zonas de nuestro territorio, como la Comarca del Bajo Aragón, supone un importantísimo complemento económico para las personas que se dedican profesionalmente a la agricultura y la ganadería.  Por tanto, la organización seguirá reivindicando medidas para el Sector de frutos secos.