COAG Andalucía ha agradecido al Ministerio de Agricultura su actuación ante la entrada de un barco con semillas de algodón transgénico, como denunció esta organización agraria, procediendo a la paralización del envío y, una vez analizado, realizando un tratamiento de molienda del grano en una planta autorizada, bajo supervisión oficial de la Junta de Andalucía, obteniéndose así “pienso producido a partir de OGM”, la única forma legal de dejar este producto en España.

El pasado mes de mayo, COAG Andalucía contactó con el Delegado del Gobierno en Andalucía y con representantes del Mapama, con objeto de trasladarles su preocupación por la entrada de dicho barco, procedente de Argentina, que trasladaba semillas de algodón transgénico que podrían contaminar nuestras producciones. Esto supondría daños irreparables para un sector que comercializa fibra no transgénica de calidad para obtener un mayor valor añadido como consecuencia de su adaptación a las demandas de la sociedad.

La UE solo autoriza el uso de las variedades procedentes de Argentina con destino a la fabricación de piensos o alimentos

Efectivamente, tal y como advirtió COAG Andalucía, el pasado día 4 de mayo entraba por el puerto de Algeciras un barco con 20 contenedores con semilla de algodón, cuando en la Unión Europea está prohibida la entrada de grano entero, puesto que la normativa comunitaria solo autoriza el uso de las variedades (eventos) procedentes de Argentina con destino a la fabricación de piensos o alimentos, lo que supone que el grano debe venir debidamente molturado.

Así, en los 20 contenedores  de semillas de algodón transgénico se confirmó la existencia de semillas de cinco eventos. De ellos, tres son autorizados únicamente para su uso en la fabricación de piensos y dos para la obtención de alimentos o piensos a partir de ellos. En todo caso, su entrada para estos objetivos no puede ser en forma de semilla, sino que ha estar triturado, para evitar riesgos de contaminación y garantizar el destino para alimentación animal (al triturar se pierde la capacidad de germinación).

Los representantes del MAPAMA, por prudencia, realizaron una toma de muestras e inmovilizaron la mercancía. Una vez comprobado el contenido de los contenedores y, tras contactar con el importador, se ha acordado realizar un tratamiento de molienda del grano en una planta autorizada, bajo supervisión oficial de la Junta de Andalucía, obteniéndose así “pienso producido a partir de OGM” (único resultado posible).

Esta organización agraria valora positivamente la reacción de los responsables del Ministerio y espera la misma diligencia y rigor ante la entrada prevista de otros cargamentos por los puertos de Santander y Tarragona en los próximos meses.

Por otra parte, en las conversaciones mantenidas durante el mes de mayo, COAG Andalucía indicó a las autoridades el temor a que el picudo del algodonero, Anthonomus grandis, pudiera entrar en la UE procedente del país americano, en el que la plaga tiene un avance incontrolado durante los últimos años. Ante esta advertencia, desde el Servicio de Inspección de Sanidad Vegetal se ha actuado con presteza y se han realizado los análisis correspondientes, constatándose la ausencia del mismo en el cargamento.