El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes 28 un plan de choque contra las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania que contempla ayudas al sector agrario por valor de 430 millones de euros. En concreto, el Ejecutivo destinará 362 millones de euros para el sector de la agricultura y ganadería y 68 millones para la pesca y acuicultura, ha detallado Sánchez durante su intervención en el encuentro del foro «Generación de Oportunidades», de Europa Press y McKinsey.

El sector agrario ha sido uno de los más perjudicados por la guerra en Ucrania y venía reclamando ayudas de forma urgente en diferentes manifestaciones, la última la que transitó de forma masiva el centro de Madrid el pasado 20 de marzo.

El campo y la agroalimentación han visto cómo sus costes de producción se han encarecido aún más por la subida del precio de los carburantes y se ha quedado sin algunas materias primas esenciales, como el maíz para los piensos o el aceite de girasol, que se importaban desde Ucrania en un 30 y 62 %, respectivamente.

Las ayudas al sector del agro se incluyen dentro de un plan general de 16.000 millones de euros, 6.000 millones en ayudas directas y rebajas de impuestos y 10.000 millones más en créditos ICO, que se aprobará este martes en el Consejo de Ministros y se extenderá del 1 de abril hasta el 30 de junio.

REBAJA DE 20 CÉNTIMOS EL GASÓLEO, DEL GAS, NUEVOS PRÉSTAMOS ICO Y EXTENSIÓN DE LOS YA ADELANTADOS

El paquete de 362 millones de euros  se estructura en 5 ejes: medidas para familias y trabajadores, tejido productivo, transporte, ciberseguridad y energía.

Entre las principales medidas, está bonificar con un mínimo de 20 céntimos la compra de cada litro de combustible tanto a particulares como a profesionales, de los cuales 15 céntimos los aportará el Estado y el resto, las petroleras.

En energía, Sánchez ha señalado a la fijación de un tope para el precio del gas que se usa para generación eléctrica, cuantía que no ha detallado, y ha avanzado una actualización del sistema de retribución para las renovables, cogeneración y residuos, el denominado Recore, que supondrá una rebaja de cargos del sistema de 1.800 millones.

Para el tejido económico y empresarial, Sánchez ha anunciado una nueva línea de avales de créditos ICO por valor de 10.000 millones de euros «para cubrir necesidades de liquidez provocadas por el aumento temporal de la energía y combustibles».

Asimismo, se extenderá el plazo de vencimiento de los prestamos avalados por el ICO y el de carencia para los sectores más afectados, ha explicado Sánchez.

El «plan de choque» incluye también las medidas acordadas con el sector de transportes la semana pasada dirigidas a acabar con el paro convocado por camioneros y otros conductores profesionales, valoradas en 1.050 millones de euros.

«Nos vamos a desvivir (…) por distribuir el esfuerzo de forma equilibrada», ha subrayado Sánchez que ha incidido que el objetivo es proteger a sectores y familias, especialmente a los más vulnerables, así como la senda de crecimiento y creación de empleo, con especial hincapié en el sector agrario con esos 362 millones de euros  en ayudas.