ASAJA-Almería ha expresado su sorpresa ante las declaraciones del ministro de Agricultura, Luis Planas. en relación a la compatibilidad de una nueva subida del salario mínimo para el sector agrario y a la utilidad de la PAC para hacer frente a esta situación ante unos márgenes ya de por sí estrechos, sobre todo en el caso del sector hortícola.

Desde ASAJA recuerdan que si bien la PAC es fundamental para la provincia de Almería, también se debe precisar que «hay sectores que no están incluídos en el régimen de pagos directos, como es el caso de las hortalizas, con lo cual estos agricultores, que son los que crean el grueso del empleo en la provincia (con un 30% del total) y de la actividad económica de ésta suponiendo el 40% del PIB, no cuentan con esta herramienta para hacer frente a un mayor incremento de costes en un entorno de disminución de precios en origen año tras año».

En este sentido, la organización señala que si el ministro en sus declaraciones se refería a las ayudas del primer pilar, «que es el que incluye los pagos directos que son los que suponen un apoyo esencial a las rentas y al mantenimiento de miles de explotaciones agrarias y ganaderas, nos gustaría conocer cuál es su propuesta para el sector de las hortalizas, pues repetimos, no recibe ayudas directas de la PAC».

Lo que sí recibe esta agricultura son las ayudas a las OPFH a través de sus fondos operativos, financiándolos al 50%, pero ASAJA -Almería recuerda que «además hay que tener en cuenta que estas ayudas apenas llegan a la mitad de los productores de frutas y hortalizas, pues hay un gran número que comercializan fuera de una OP y en ningún caso son ayudas a la renta sino que se dirigen a inversiones, mejora de la comercialización etc., con lo que desde ASAJA-Almería insistimos en que no se puede contar con la PAC entendida como un instrumento de apoyo a la renta del sector hortícola».

el coste de la mano de obra en el sector hortícola supone aproximadamente el 40% del total del gasto, y sólo en un año se ha encarecido un 20%,

No ocurre lo mismo con otros sectores, que sí dependen de la PAC como almendro, cereal, olivar, apicultura, ganadería… «pues gracias a las líneas de ayudas que ofrece se mantienen estas explotaciones y se generan empleos en zonas que de lo contrario estarían deshabitadas y resultan vitales para comarcas del interior como Los Vélez, el Almanzora, la Alpujarra, Bajo Andarax y Nacimiento».

Por eso para la organización, es un error que a la hora de justificar un nuevo incremento del salario mínimo, se trate de buscar en la PAC una salvaguarda para los agricultores y ganaderos, a un incremento de costes cuando no se tiene la garantía de una remuneración justa para los productos agrícolas y ganaderos.

ASAJA recuerda además que el coste de la mano de obra en el sector hortícola supone aproximadamente el 40% del total del gasto, y que sólo en un año se ha encarecido un 20%, siendo una de las razones que están provocando cambios en las planificaciones de las cosechas, 2pues la falta de márgenes de rentabilidad está haciendo que los agricultores estén optando por cultivos más económicos, siendo muy importante en esta decisión la necesidad de mano de obra, lo que está provocando cambios, desajustes y que nos lleva a la situación actual de la campaña con un descenso en los precios de tomate de un 30,5 % , pepino 21,6%, calabacín 30,2 % o berenjena un 55,6 % tomando como referencia los precios medios del mes de diciembre de los últimos 6 años».