ASAJA Salamanca da la voz de alarma ante los numerosos avistamientos de zorros en Tierra de Alba que están diezmando la población ganadera. Este martes, 20 de abril de 2021, un socio de la entidad ha informado a esta organización agraria del ataque de los zorros que ha sufrido en la explotación que regenta.

El ganadero afectado asegura que al trasladarse este martes 20 a la finca donde había un lote de 50 ejemplares de la raza bovina limusina no encontraban a una de las becerras de 10 días. “Íbamos a moverlas a otra parcela y no aparecía por ningún lado”, lamenta.

“Es una becerra que no se movía del lado de la madre y estaba completamente sana”, clarifica. Después, “la encontramos y le habían arrancado el rabo. No hemos llamado a los agentes medioambientales porque no van a hacer nada por nosotros; así que se ha trasladado una veterinaria y haremos todo lo posible por el animal, que aún sigue vivo, pero no creemos que salga adelante, porque esto luego pasa a infectarse”.

El ganadero achaca el ataque a los zorros ya que “se ven muchos por la zona y coincide con las partes a las que atacan, pero no se ha debido a la acción de uno solo, sino de muchos”, afirma. “De momento, el lobo no le vemos y meloncillos, por esta zona no hay. Lo que se esta convirtiendo en una superpoblación es el zorro. Vemos muchísimas zorreras a diario”.

ASAJA Salamanca insta a la Junta de Castilla y León a que ponga con urgencia medidas para controlar la acción de los animales salvajes y solicita que sea ésta la que se encargue de todos los desperfectos de la fauna silvestre y no los propios ganaderos. Además, la OPA pide a la Administración regional que lance una campaña de concienciación para que los ganaderos no se sientan desamparados. Así mismo, ASAJA Salamanca anima a todos los agricultores y ganaderos a que notifiquen a esta organización agraria todos los daños que les cause cualquier animal silvestre, ya sean lobos, zorros, buitres, meloncillos, conejos etc. para la elaboración de un censo que servirá a la Junta de Castilla y León de tomar conciencia de este grave problema para la agricultura y ganadería salmantina.