Los mismo problemas y las mismas malas soluciones en toda Europa. Las autoridades sanitarias en Austria ordenaron sacrificar más de 50 reses tras detectarse tuberculosis bovina en seis animales muertos en una granja del distrito de Bludenz, en el Estado federado de Vorarlberg (oeste).

Según informó este viernes 13 la radio y televisión pública austríaca ORF, como medida de prevención, además del sacrificio de todas las reses de la granja afectada, se ordenó también el cierre temporal de otras siete granjas -cinco en Vorarlberg y dos en Tirol- donde se examinará el ganado.

Los análisis efectuados de muestras de los animales muertos confirmaron la infección, indicó  el edil Christian Gantner.

Alrededor de 800 granjas con cerca de 9.000 animales serán examinadas por veterinarios autorizados

La infección había sido probada por pruebas de diagnóstico de muestras de seis animales muertos, informó el viernes Landesrat Christian Gantner (ÖVP). Además, cinco compañías de contacto en Vorarlberg y dos en Tirol estarán cerradas por el momento. En estas granjas, se examina todo el ganado. Los resultados se esperan para mediados de la próxima semana.

El Consejo Provincial aseguró a las familias campesinas afectadas la ayuda rápida del estado a través del Fondo de Salud Animal. Sin embargo, Gantner también señaló que gracias a la estrecha red de investigación en Vorarlberg, fue posible identificar casos de tuberculosis en el ganado y tomar las medidas necesarias.

Los casos sospechosos ocurrieron en el curso de investigaciones en curso, que se llevan a cabo anualmente después de la temporada de pastoreo. La prueba es una de varias medidas que el estado de Vorarlberg ha tomado para detener la epidemia. Alrededor de 800 granjas con alrededor de 9.000 animales serán examinadas por veterinarios autorizados en esta zona en Austria.