COAG Andalucía ha reclamado al Ministerio de Hacienda la urgente publicación de la Orden que reduce, para el período impositivo 2016, los índices de rendimiento neto en el método de estimación objetiva del IRPF para las actividades agrícolas y ganaderas afectadas por diversas circunstancias excepcionales. La campaña de la renta comenzó el pasado 5 de abril y durará hasta el 30 de junio, pero los productores afectados necesitan saber cuanto antes cómo quedarán los distintos cultivos  esta reducción de módulos para poder hacer una declaración que entraña cierta complejidad formal. Para la organización, esta información «debería conocerse en el inicio de la campaña, no un mes después».

Esta organización recuerda que los sectores agrarios se han visto sometidos a diferentes incidencias, meteorológicas, fitosanitarias y también de precios, que han afectado sensiblemente a la rentabilidad de las explotaciones.

COAG espera que el Ministerio de Hacienda sea sensible ante el mal año experimentado por los distintos sectores agrarios

Es el caso del sector de frutas y hortalizas, que además de las dificultades ligadas a la presencia de patógenos como consecuencia de la climatología y la no interrupción biológica en los ciclos de cultivo, ha tenido que enfrentarse «a la continuidad del veto ruso a las importaciones de la UE y una bajada de precios hasta niveles muy inferiores a los de campañas anteriores». Para este sector, que no cuenta con apoyos de la PAC y que tiene grandes dosis de incertidumbre por su dependencia del mercado y por las altas inversiones, la decisión sobre la fiscalidad es esencial.

COAG Andalucía presentó en su momento el informe con los sectores más afectados y la propuesta de reducción de módulos y está a la espera de la publicación de la Orden en la que se recoge la situación definitiva en la que quedan los índices.

Por ello, esta organización agraria espera que el Ministerio de Hacienda sea sensible ante el mal año experimentado por los distintos sectores agrarios, frente a lo ocurrido el año pasado, cuando muchos sectores en dificultad no recibieron un trato justo.