Productores de pollo han regalado unos 2.000 kilos de carne en Pontevedra para denunciar los bajos precios en origen que les pagan las cadenas de distribución y el incremento de los costes de producción, que les dejan en una situación «insostenible».

«A un ganadero ya casi le es más rentable regalar el pollo que venderlo», ha denunciado el secretario general de Unións Agrarias, Roberto García, que ha apuntado que la caída «importante» del consumo ha llevado a las granjas a poner «en ralentí» su producción.

Los avicultores, según García, no están pidiendo subidas «desmesuradas» en el precio del kilo de pollo «ni especular con él en épocas navideñas», sino situarlo en unos 2,90 euros «lo que permitiría cubrir los costes de producción».

«UN GANADERO ESTÁ RENUNCIANDO NO SOLO A NO TENER SALARIO SINO QUE PIERDE 1.500 EUROS CADA MES EN UNA GRANJA MEDIA CON 30.000 POLLOS»

Las grandes cadenas de distribución, matizan desde el sector avícola, «están utilizando el pollo como gancho y como producto reclamo» forzando a los productores a venderlo por debajo de los costes de producción, algo que prohíbe la actual ley de competencia.

Las más de 600 granjas que pollos que hay en Galicia se enfrenta, además de la caída del precio de venta, al incremento del coste de la energía, que es el 35 % de los gastos fijos de las explotaciones y al encarecimiento de la mano de obra o del pienso para alimentar a las aves.

«En estos momentos un ganadero está renunciando no solo a no tener salario sino que pierde 1.500 euros cada mes en una granja media con 30.000 pollos», ha señalado el líder sindical de Unións Agrarias, que exige la intervención de las autoridades.

Además, ha apelado a la «responsabilidad» del consumidor porque «igual que está convencido de que tenemos que hacer un esfuerzo inversor en bienestar animal y en las condiciones sanitarias deben contribuir a que los puestos de trabajo puedan continuar».

«Si Citroën no vende coches suspende el turno de noche de producción y lo reabre cuando vuelve a haber demanda, pero un ganadero que cierra no vuelve abrir», ha dicho Roberto García, que ha apuntado que Galicia supone más del 12% de la producción española de pollo, criando más de 90 millones de aves al año y creando más de 5.000 puestos de trabajo que peligran si se mantienen los bajos precios en origen..