Una cuadrilla compuesta por 14 personas que realizaba una quema de residuos no autorizada ha sido la responsable de un incendio forestal registrado el pasado mes de marzo en Galaroza (Huelva) que afectó al Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, según la Policía.

Funcionarios de la Unidad de Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía han esclarecido las causas de este fuego que arrasó 2.000 metros cuadrados perteneciente al monte público dentro de este espacio.

Las investigaciones han permitido determinar que el fuego se originó por las quemas realizadas en unos trabajos forestales, una actividad que no estaba autorizada y carecía de las medidas de prevención necesarias para estos casos.

También se ha determinado a través de la investigación policial que los responsables de esta actividad ha sido una cuadrilla compuesta por 14 personas que han sido identificados, dándose cuenta de los hechos al Juzgado de Instrucción de Aracena.

El incendio afectó a un conjunto forestal de alcornoques y matorrales, siendo necesaria la actuación de los medios coordinados por el Plan Infoca para llevar a cabo la extinción