Los sindicatos de estibadores han acordado suspender las cinco primeras jornadas de huelga de las ocho convocadas en los puertos españoles tras un principio de acuerdo con la patronal Anesco, con la que volverán a reunirse el próximo jueves 1 de junio. Esta decisión da un respiro a las exportaciones agrarias, que venían avisando desde hace tiempo de los problemas y pérdidas que podría provocar esta huelga.

Los sindicatos esperan poder alcanzar en este nuevo encuentro un paquete final de acuerdo que, no obstante, estará «incompleto» porque también es necesario que se haga el desarrollo del reglamento del real decreto-ley de reforma de la estiba, ha señalado a los periodistas el responsable de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (Cetm), Antolín Goya.

Por ello, los sindicatos y Anesco van a pedir conjuntamente al Gobierno «que lo haga por trámite de urgencia», para acortar los plazos y poder tener clara cuál es la norma final lo antes posible, ha anticipado al término de la primera reunión entre los sindicatos de estibadores y la patronal, tras la aprobación por el Congreso del real decreto-ley que liberaliza el sector el pasado 18 de mayo.

Precisamente, para propiciar un ambiente de normalidad para poder alcanzar un acuerdo definitivo el jueves 1 de junio o el viernes 2, se suspende la huelga prevista para los próximos días 24, 26, 29 y 31 de mayo, así como el 2 de junio, ha subrayado Goya.

Se mantiene el preaviso sólo para las tres últimas jornadas previstas para los días 5, 7 y 9 de junio, después de que el acta de la reunión recogiera el compromiso de continuar la negociaciones obre la base de garantizar la subrogación de la totalidad actual del personal de las sociedades anónimas de gestión de trabajadores portuarios (sagep).