La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Toledo, ha celebrado su Ejecutiva Provincial en la sede de la organización agraria en la ciudad, una reunión que ha tenido como eje vertebrador ciertos temas que preocupan al sector durante este primer semestre. Una de las cuestiones que más se han tratado han sido las nuevas incorporaciones de jóvenes y mujeres al sector. Elisa Fernández, secretaria general de UPA Toledo y presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales en la región ha destacado la buena acogida de esta Orden tanto por nuevos jóvenes como, sobre todo, por mujeres. «Valoramos que se hayan resuelto los expedientes. Además, es positiva la apuesta por la mujer y la titularidad compartida».

UPA Toledo ha pedido que la normativa de incorporación de 2017 se publique lo antes posible «hay mucha gente interesada en sumarse al carro de la agricultura y la ganadería. Demuestra que es una ayuda a la hora de combatir la economía sumergida, ofrece muchas opciones a la mujer. Se trata de un nicho de empleo importante en la región», ha explicado Fernández, quien ha comentado los datos del paro del mes de mayo, donde la agricultura es uno de los sectores importantes de la región, no solo los empleos directos sino todos los sectores afines y relacionados como las empresas de fitosanitarios, de maquinaria, entre otras muchas que no hacen sino fomentar tanto la economía como el empleo.

Problemas de la sequía, en especial de cara a la ganadería, y más celeridad en las peritaciones

La secretaria general de UPA Toledo ha reclamado que se siga considerando un sector estratégico «porque vemos que no para de crecer».

Los miembros de la Ejecutiva Provincial de UPA Toledo han podido compartir con el director provincial de Agricultura, José Luis Rojo, ideas fundamentales para el sector como las citadas incorporaciones, la sequía que está afectando al sector, tanto a nivel de agricultura en el cereal como en los pastos de ganadería, o a nivel medioambiental. Elisa Fernández ha hecho especial hincapié en la situación preocupante que atraviesa la provincia. «Hay zonas donde los ganaderos tendrán que hacer incremento de costes en la explotación para dar de comer al ganado, porque no hay pastos. Los animales no podrán comer en el campo». La sequía está afectando, asimismo, de manera muy dura al cereal.

Desde la organización agraria explican que si el tiempo sigue como hasta ahora, la vendimia y la recogida del olivar podrían verse afectadas. El sector está a la expectativa porque podrían generarse pérdidas. «Son fechas clave y se mira al cielo a la expectativa de que llueva, aunque vistas las últimas tormentas, que sea de manera moderada», ha dicho la secretaria general de UPA Toledo que ha mencionado el seguro agrario como única herramienta útil de los agricultores.

Aunque UPA critica que el sistema de seguros hay que mejorarlo y modificar algunos aspectos importantes que redunden en beneficio de los agricultores y ganaderos. «Reivindicamos que los parámetros cambien. Asimismo, una de las peticiones de la UPA Toledo es que cuando haya un siniestro tanto de sequía, de pedrisco, o el que sea, las peritaciones sean más rápidas».

Estos problemas de sequía en el sector ganadero se unen al precio de la leche del ovino, que ha sufrido una bajada del 20% y esto es un arrastre que viene de la recogida de leche de algunas industrias en la leche de vaca. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ya dijo que la bajada de la leche de vacuno iba a repercutir en el ovino-caprino y así ha sido.

«como poco hay que recuperar este dinero perdido en la última reforma de la PAC»

Desde la organización agraria han recordado que quien marca el precio de leche es el intermediario; de ahí que UPA esté reclamando mecanismos de mercado para que los productores reciban un precio justo por su producto, un precio por encima de los costes de producción. La organización agraria y FADEMUR CLM participan en las reuniones con Consejería de agricultura para adelantar el debate de la PAC 2020 y una de las cosas que se exigen es el precio por encima del coste de producción.

Asimismo, como ya adelantó UPA en la Jornada PAC 2020, la PAC que queremos, se demanda que el presupuesto para la próxima reforma sea igual o mayor que el anterior, puesto que la última el sector sufrió una bajada del 18%, «como poco hay que recuperar este dinero perdido en la última reforma».

Otra de las exigencias de UPA es priorizar las ayudas a agricultores profesionales, o que las ayudas directas se tengan en cuenta a todos los sectores porque en la actual reforman dentro de las ayudas acopladas se ha quedado fuera el olivar y en nuestra región es mayoritario después del viñedo, «queremos que las ayudas lleguen al olivar», ha rematado Elisa Fernández, secretaria general de UPA Toledo.

Finalmente, los miembros de la Ejecutiva Provincial de UPA Toledo han explicado al Director Provincial el problema que ha surgido en algunas zonas, sobre todo en la Mancha toledana, con las plagas de conejos. Se ha demandado soluciones y UPA ha presentado propuestas a corto plazo.

A pesar de que la administración dice que el seguro es un arma que tiene el agricultor, desde UPA consideran que combatir los daños de caza a través del seguro agrario no es suficiente, «el seguro no puede ser la justificación para que pueda haber conejos porque surge el problema de que pasados un par de años, no se nos permite hacer un nuevo seguro», ha dicho la secretaria general de UPA Toledo. Una de las propuestas de UPA es un sistema de recogida de conejos habitual, a través de un mecanimos una recogida periódica. Además, es fundamental la implicación de Fomento y la Confederación Hidrográfica: tienen que implicarse cuando inician infraestructuras, con unas obras acorde y con una limpieza de ríos suficiente.