La proximidad de la reforma de la PAC, el convencimiento de que habrá un recorte en su financiación y la evidencia de que el campo necesita urgentemente un relevo generacional está provocando que los jóvenes agricultores y ganaderos de toda España empiecen a levantar la voz para posicionarse ante su futuro y abrir el debate.

Y de modo constante, cada vez hay más voces que empiezan a plantearse seriamente cómo y a quién debe ir las ayudas de la PAC. En Castilla y León, en unas jornadas organizadas por Urcacyl, lo han tenido claro: «A partir de los 65 años se debe dejar de cobrar la PAC».

Veintiocho  jóvenes cooperativistas de Castilla y León, convocados por la Unión Regional de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla y León (Urcacyl), se han dado cita en un encuentro que ha supuesto todo un hito en su formación agropecuaria y cooperativista.

Los jóvenes piden cambios drásticos en la PAC para impulsar el relevo generacional y los jubilados dejen paso y tierras

Una cita para hablar y escuchar de todo, con el telón de fondo del borrador con el que trabaja la Comisión Europea y el acuerdo de comunidad firmado hace una semana por los grupos parlamentarios y las organizaciones agrarias sobre la PAC, ya que ambos textos incluyen una serie de medidas con las que se pretende impulsar el relevo generacional el campo e incorporar a más profesionales jóvenes.

Muchas cuestiones sobre la mesa, pero sobre todo un debate claro: «Tenía que existir una norma en la PAC para que según se cumplan los 65 años se corten automáticamente las ayudas. A ver cuántos iban a seguir trabajando sin ayudas», se preguntaban en el encuentro. Porque esos «pagos compensatorios», recuerdan otros compañeros, siempre están en el punto de mira y mucho más ahora en un contexto de negociación, según recoge Silvia García Rojo en elnortedecastilla.es, y que además participó en este encuentro con una charla.

«Nos tienen asfixiados –apuntaban–. Las personas que andamos en este sector siempre vamos justos porque el dinero que ganas lo inviertes, y en el momento que una persona se jubila, cobra la PAC y los becerros y es cuando gana dinero. Así que ¡cómo lo va a dejar! Por puro vicio no lo deja», planteaba uno de los asistentes, mientras que otrs aseguraban que «en el momento en que se jubilan, fuera PAC: si no, no sé cómo nos vamos a meter los jóvenes. Hoy una persona con 65 años está para atender 200 animales sin despeinarse, ¿cómo se va a retirar?».

Y como reflexión final, una cuestión clara: «Un jubilado con 50 vacas, 100 hectáreas para el cobro de la PAC y los becerros no hace inversión alguna y tú te quedas aprisionado y sin tierras». A nadie se le escapa que para activar la PAC se necesitan hectáreas y «no hay tierras porque, aunque no se están explotando, las tienen metidas en la solicitud de la PAC». El debate sobre las bases sobre por dónde debería ir el relevo generacional está abierto.

(Fotos: Urcacyl)