José Antonio, secretario general de ASAJA en León y en la Comunidad Autónoma, ha presentado el libro escrito por él Claves para incorporarse con éxito a la agricultura, una obra que ha descritoy como “un manual de consejos para los jóvenes que llegan al sector. En ASAJA no nos importan tanto esas cifras que quiere vender la administración, sino que los que se incorporen a la agricultura y la ganadería se incorporen con éxito, que después de cinco años no se arrepientan y les compense, tanto económicamente como en el plano personal”, dijo.

Turrado, que ha estado acompañado de Donaciano Dujo, presidente regional de ASAJA,  calificó a la actividad agroganadera como “complicada, porque implica no solo trabajar con toda la energía, sino también unos compromisos económicos muy importantes. Entrar en el sector es una decisión trascendente que hay que meditar, porque dar marcha atrás es difícil”.

Los principales factores limitantes claves para el joven que comienza son, en primer lugar, la tierra, “necesita disponer de la suficiente y a un coste razonable, sea en propiedad o en arrendamiento”, y en segundo lugar la financiación, “de la que una parte depende de la administración, otra parte de los bancos y frecuentemente otra parte de la familia. Desde ASAJA no nos cansaremos de pedir que las ayudas lleguen en tiempo y forma, pero también el joven tiene que ser riguroso y serio y ser capaz de hacer que las cosas funcionen, flaco favor haríamos a las nuevas generaciones si les hiciéramos creer que todo lo que sale mal es culpa de otros”, apuntó el secretario general de la OPA.

En este sentido, puntualizó que el éxito en la empresa agraria, al igual que en otros sectores, “no suele lograrse eligiendo los caminos más fáciles, sino que hay que hacer cosas que no hagan los demás, producciones alternativas, nuevos canales de comercialización… cosas distintas que permitan competir con el resto”.

Por último, José Antonio Turrado agradeció a la ministra, Isabel García Tejerina, que haya escrito la presentación del libro Claves para incorporarse con éxito a la agricultura, “demostrando que, aunque sea lógicamente diana de muchas de nuestra críticas y reivindicaciones, entiende que trabajar por la renovación del campo tiene que ser un objetivo de todos, administraciones, organizaciones y profesionales”.