El Ayuntamiento de Reinosa reforestará, a través del Plan Provoca del Gobierno cántabro, la zona entre el pozo Pozmeo y Las Traídas con la plantación de 200 árboles autóctonos en dos jornadas, el 5 y el 19 de noviembre.

Según informa en nota de prensa el Consistorio, en esa plantación se pretende implicar a las familias, «promoviendo que niños y jóvenes participen desde pequeños en acciones encaminadas a la mejora del planeta».

En este caso se plantarán especies como el montaje, el serval de los cazadores y algunos árboles frutales silvestres «que servirán de alimento a la fauna que se acerca al entorno urbano».

La actividad estará coordinada por Pangea Proyectos y con ella se pretende, según el Ayuntamiento de Reinosa, «combatir el cambio climático, prevenir la erosión del terreno, mitigar el ruido y la contaminación lumínica o embellecer el paisaje urbano».