La reglamentación del libro genealógico de la raza equina anglo-árabe se actualiza y simplifica para facilitar su comprensión para los ganaderos, de acuerdo con las decisiones adoptadas por los diferentes países, incluida España, que conforman la Confederación Internacional del Anglo-Árabe (CIAA).

El BOE difunde este viernes 26 la resolución de 29 de julio de la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios, por la que se publica la de 28 de julio de 2016, por la que se aprueba esta reglamentación específica del libro genealógico de la raza equina anglo-árabe.

se trata de pequeñas modificaciones para evitar la confusión que existía con alguna terminología empleada hasta ahora

El director técnico de la Asociación Española de Criadores de Caballos anglo-árabes (AECCAá), José María Parias, ha especificado a Efeagro que se trata de pequeñas modificaciones para evitar la confusión que existía con alguna terminología empleada hasta ahora y, en algún caso, se exigen criterios más exigentes.

CABALLO ANGLO-ÁRABE 2Por ejemplo, se elimina la definición de caballo anglo-árabe «de complemento», que se utilizaba para denominar a los equinos que tuvieran menos del 25 % de sangre árabe.

Por su parte, se sustituye la denominación de caballo anglo-árabe «de cruzamiento», por anglo-árabe «sección tercera».

En este caso, «antes se pedía que estuviera controlada hasta la segunda generación con genealogía, y ahora se pide un peldaño más, y hay control hasta la tercera generación», añade el director.

Entre los cambios adoptados, se dejará de utilizar la denominación de «medio sangre» anglo-árabe, que pasará a llamarse en los sucesivo anglo-árabe «sección cuarta», remarca Parias.

Ha valorado que la nueva terminología, que apuesta por «secciones» ayudará a los operadores a entender mejor la normativa y evitar la confusión.