El consejero andaluz de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha subrayado que uno de los objetivos prioritarios de la Junta va a ser «impulsar la participación de mujeres y jóvenes en la toma de decisiones de las empresas». Para ello, entre otras medidas, la Consejería ha reforzado «los criterios de valoración de los proyectos beneficiarios de los incentivos previstos en la nueva convocatoria de ayudas para la modernización de industrias, que se publicará durante el verano», según ha anunciado Sánchez Haro.

Asimismo, a través de esta línea de ayudas, que pretende potenciar la creación de empleo y la integración empresarial, el Gobierno andaluz quiere favorecer la innovación, internacionalización y sostenibilidad, ha explicado el nuevo consejero de Agricultura en su primera reunión con representantes de Cooperativas Agro-alimentarias de la provincia de Córdoba.

El consejero defiende a las cooperativas como «motores económicos en muchas comarcas andaluzas»

Rodrigo Sánchez ha tendido la mano a los asistentes para analizar las dificultades que puedan encontrar a la hora de optar a estos incentivos y ha asegurado que «vamos a ser sensibles a esta realidad, ya que todos somos conscientes del importante papel de mujeres y jóvenes en el relevo generacional».

El consejero, que ha convocado al sector cooperativo agroalimentario para intercambiar impresiones y recoger sus principales demandas, ha recalcado su interés personal de mantener un contacto permanente con los sectores y empresas de cada provincia. Además de trasladarles el apoyo del Gobierno andaluz a la economía social del medio rural y las entidades asociativas agrarias, ha reconocido el papel de las cooperativas del sector agroalimentario como «motores económicos en muchas comarcas andaluzas y piezas clave en la dinamización de la economía».

Para reforzar ese potencial, ha puesto sobre la mesa la «necesidad de mejorar la dimensión empresarial de las cooperativas» y, en este sentido, les ha animado a acogerse a las ayudas que acaba de convocar la Junta para el fomento de la fusión e integración de entidades asociativas agrarias, con un presupuesto propio de 3,3 millones de euros.