Los líderes de la Unión Europea (UE) debatirán una nueva propuesta de presupuesto comunitario para los próximos siete años que recortará la dotación prevista en el plan que ha servido de base negociadora hasta el momento, del 1,074 % de la renta nacional bruta conjunta al 1,069 %. Esto afectará directamente a la propuesta inicial sobre los recortes de la PAC, que había quedado en mil millones menos en los próximos siete años para toda Europa.

La clave del este revés en el recorte de las ayudas y en el Desarrollo Ruural está los países denominados «austeros» -Holanda, Dinamarca, Suecia y Austria-, que quieren más recortes en la agricultura y en otras partidas. Curiosamente, ninguno de ellos tiene a la agricultura como eje de su economía.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que respaldaba la propuesta inicial sobre la PAC, ha dejado claro que «no vamos a aceptar una propuesta que consolide los recortes» acerca del plan presupuestario presentado por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Durante las dos jornadas de negociaciones y varios encuentros bilaterales, el presidente ha defendido un presupuesto comunitario que asegure un mínimo indispensable para dos políticas fundamentales para España, como son las políticas de cohesión y la Política Agrícola Común. Sánchez ha defendido asimismo que las «nuevas políticas» sobre cambio climático, innovación, la seguridad y defensa, y acción exterior deben contar con una dotación acorde a los grandes retos, pero, en opinión del presidente, no puede ir en detrimento de la vertebración y la cohesión de la Unión.

El documento técnico que abordarán los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios, reunidos en una cumbre extraordinaria en Bruselas, plantea un presupuesto equivalente al 1,069 % de la Renta Nacional Bruta (RNB) conjunta de los Veintisiete, dijeron fuentes europeas a Efeagro.

El montante es inferior al 1,074 % de la RNB que proponía el plan elaborado por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que ha sido rechazado por los países, en unos casos por considerarlo escaso y, en otros, demasiado ambicioso.