Técnicos especialistas de INTIA en cultivos extensivos han presentado este jueves 1 en Evena, ante un nutrido grupo de representantes de sus cooperativas socias, el balance de la campaña de cereales y las recomendaciones de variedades para 2019/2020. y el balance ha sido claro: Récord de producción de cereales en las zonas húmedas frente a casi mínimos históricos en las zonas secas.

La sociedad pública INTIA elabora esta información a partir de los datos recopilados en
los diversos ensayos que realiza desde hace ya 38 años en distintas fincas de la
geografía navarra. Este año, ha cosechado más de 4.000 microparcelas en los ensayos
de variedades de trigo y cebada ubicados en Falces, Berriosuso y Olite.

Durante el encuentro se han repasado las incidencias climáticas y fitopatológicas
(enfermedades, plagas y malas hierbas) que han influido más en estos cultivos. Como
viene siendo habitual en todas las campañas, ha sido el clima el que ha determinado las
diferencias finales de producción entre las zonas húmedas y secas.

Así, en las zonas semiáridas y áridas de Navarra los descensos de producción han sido muy acusados, con valores de cosecha estimados en estos momentos entre 900 y 3.000 kg/ha, siendo mínimos históricos, al ser el segundo año de producciones más bajas desde que se registran datos. En la zona media navarra se han obtenido valores de producción semejantes a otras campañas.

Sin embargo, en las zonas húmedas, superando todas las expectativas, este ha sido un año
récord de producción: las producciones en la Baja Montaña han sido muy elevadas, tanto en trigo como en cebada, superando la media ampliamente los 6.000 kg/ha.

Además, en la jornada se ha abordado la recomendación de variedades para la próxima campaña 2019/20 y evitar nuevos mínimos históricos.

Los técnicos de INTIA han expuesto en primer lugar los resultados obtenidos este año de
los diferentes ensayos de variedades, tanto de secano como de regadío, y a continuación
han presentado las recomendaciones de variedades por zonas, elaboradas a partir de los
resultados de los ensayos de INTIA de los tres últimos años.

Estas recomendaciones se harán públicas para los socios de INTIA en el próximo Boletín informativo de agricultura y se difundirán en el número de septiembre-octubre de la revista Navarra Agraria. Las presentaciones de esta jornada estarán disponibles también próximamente en el Campus virtual de INTIA (accediendo como invitado).

La superficie de cultivos extensivos fur menor que en la campaña anterior

En el encuentro se han presentado también cifras de la superficie de cultivos extensivos
sembrada durante este año. La superficie total, 190.000 hectáreas, ha sido inferior a la
del año anterior principalmente por el descenso de la superficie de cebada que, con
77.000 hectáreas, ha sido un 7,5% menor que la de 2018.

La superficie de trigo, 79.600 hectáreas (ligeramente por encima de la cebada) ha superado la cifra del año anterior.

Tres proyectos europeos de investigación relacionados con esta temática INTIA participa en diversos proyectos de investigación para poder transferir conocimiento e innovación al sector agroalimentario. Por ello, aprovechando la temática de la jornada, se ha mostrado al grupo de asistentes, en formato de póster, tres de estos casi veinte proyectos europeos en los que actualmente trabaja INTIA:

Life Nadapta: proyecto europeo para una estrategia de adaptación al cambio climático en
Navarra

Rustwatch: proyecto encargado de desarrollar un sistema europeo de alerta temprana
para las enfermedades de la roya del trigo.

Panacea: cultivos no alimentarios para la bio-economía.

(Fotos: Archivo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here