Todo el campo gaditano y gran parte el andaluz y del nacional se volcó este viernes 27 en Jerez de la Frontera en el homenaje a Manuel Vázquez Gavira, ex dirigente nacional de Asaja y presidente durante casi dos décadas de Asaja Cádiz. Aunque las responsabilidades en la organización agraria las dejó hace ya algún tiempo, el acto fue una sorpresa para un hombre que siempre se ha definido a sí mismo como «un campero», pero que ha sido parte de la historia del movimiento agrario de este país.

Siempre de la mano de Asaja (y en ocasiones al revés), su papel ha ido mucho más allá de Cádiz o incluso de España, ya que ha sido un batallador en Bruselas, al ser parte activa de los debates y luchas en las reformas de la PAC, en la que siempre destacó por su defensa de los pastos permanentes, la dehesa y el monte mediterráneo, sin olvidar a nivel andaluz su lucha contra la reforma agraria.

Una labor que se reflejó perfectamente entre quienes se acercaron hasta las bodegas González Byass a darle un abrazo, como la delegada del Gobierno andaluz, Ana Mestre; el presidente de Asaja Nacional, Pedro Barato; y de Asaja Andalucía, Ricardo Serra, así como varios diputados y parlamentarios andaluces, como entre quienes no pudieron estar pero le mandaron un mensaje  de cariño, como el ministro de Agricultura, Luis Planas; la ex ministra Isabel García Tejerina y el ex ministro Miguel Arias Cañete; la actual consejera andaluza de Agricultura, Carmen Crespo; y un largo etcétera de dirigentes políticos y agrarios.

Del «honrado, trabajador y perseverante» de su hija al que instaba a defender hasta «las plantas de los tiestos» ante las reformas de la PAC

El acto lo abrió su propia hija, Ana Vázquez, quien hizo un perfil de él definiéndolo como «campero, pero sobre todo honrado, trabajador y perseverante, que ha dedicado 20 años de su vida a ser un hombre implicado por y para el campo».

Un homenaje que, como señaló el ex secretario general de Asaja Andalucía y uno de los promotores del acto, Cristóbal Cantos, » se lo merece por derecho, porque ha sido protagonista de la historia de Asaja durante 20 años, además de ser una red de apoyo para todos los agricultores y ganaderos de la provincia».

El presidente nacional de Asaja, Pedro Barato, recordó numerosas anécdotas de su trabajo en conjunto pero reconoció que «es difícil hablar de un amigo y más cuando de él aprendimos muchos a defender la agricultura empresarial en España, pero también en Europa».

Por último, su sucesor en el cargo, el actual presidente de Asaja Cádiz, Pedro Gallardo, también tuvo palabras de elogio para Manuel Vázquez, del que destacó que «no solo yo, sino todo el campo gaditano hemos aprendido trabajando contigo» y alabando su papel en las reformas de la PAC «cuando instaba a todos los agricultores a defender hasta las plantas de los tiestos».

Sensiblemente emocionado, el propio Manuel Vázquez agradeció estas muestras de cariño y no ocultó estar «orgulloso de este reconocimiento, aunque solo hicimos lo que había que hacer en cada momento», a la vez que recalcaba que «era difícil hacerlo mal con los grandes maestros que tuve, como fueron todos los fundadores de Asaja», reiterando que ahora da un paso al lado pero abriendo sus puertas a los nuevo dirigentes de Asaja y a todo el campo gaditano paraque puedan contar con él siempre.