ASAJA Cádiz ha solicitado, a través de ASAJA Nacional, al Ministerio de Agricultura y Ministerio de Hacienda una rebaja de 0,32 a 0,16, para los módulos aplicables en el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, para el sector de la flor cortada de Chipiona, y que ese modulo sea permanente y revisable a la baja, en caso necesario, pero que no haya que solicitar una rebaja todos los años del módulo actual del 0,32. Esta medida ya se aplicó en el caso del olivar, bajando el módulo de 0,32 a 0,26.

El sector de la flor cortada lleva años inmerso en una situación de crisis estructural, motivada por bajos precios y falta de mercado, donde la fuerte competencia de países terceros como Kenia, Marruecos, Argelia, etc.,  está llevando a este cultivo a una situación muy complicada en nuestra provincia y en España.

Los invernaderos de esta provincia, localizados, fundamentalmente en la zona de Chipiona, vienen sufriendo, además del aumento de costes provocado por la subida del precio de los principales inputs agrícolas, sobre todo el gasoil, unas pérdidas cuantiosas por el sobrecoste añadido por el mayor uso de horas de calefacción, cada vez que vienen días fríos. Además a esto se une pérdidas millonarias todos los años por el problema del alto nivel de la capa freática en la zona, que produce inundaciones por poco que llueva.

Por eso, según la organización agraria, que ya criticó la reducción de módulos aprobada, hay muchos agricultores que se han visto abocados a abandonar la actividad, los precios no experimentan repuntes ni tan siquiera en los días señalados como son el día de los enamorados, de los difuntos, etc.

Por ello, desde ASAJA Cádiz han mostrado su confianza en que el Ministerio de Agricultura y Hacienda sea sensible con este sector en nuestra provincia y conceda esa reducción estructural de los módulos, pasando del 0,32 actual a 0,16.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here