UPA-UCE Extremadura va a reclamar en una reunión, en la que participarán Enesa, Agroseguro, comunidades autónomas, organizaciones agrarias y cooperativas, que el seguro de sequía en pastos refleje la realidad que vive el campo extremeño ante “un panorama desolador” por la fuerte sequía.

Desde UPA-UCE quieren recordar la importancia que tiene el seguro de sequía en pastos para la ganadería, fundamentalmente para la práctica en extensivo, por lo que ahora, con el aumento de los costes, la cobertura de este seguro se hace cada día más imprescindible, “siempre que el satélite recoja la realidad que vive el campo”, destaca el secretario de ganadería de UPA-UCE, Antonio Prieto.

Esta organización agraria se muestra muy preocupada por “la mala evolución” que ha tenido el seguro de sequía en pastos en los últimos años, con un menor nivel de aseguramiento y, por tanto, con menos animales bajo esta cobertura. “La contratación de las pólizas ha caído en torno al 30% tanto en Extremadura, que somos la primera comunidad aseguradora, como a nivel nacional, lo que nos indica que el seguro no está cumpliendo las expectativas”, señala Prieto.

Desde UPA-UCE advierten que en los últimos años se ha detectado que la realidad del campo no se ve reflejada en el sistema de medición de este seguro. “No entendemos que la falta de pastos en el campo y la alimentación que tienen que suplementar los ganaderos no se haya visto reflejada en ningún momento en sus indemnizaciones”, lamenta Prieto.

Además, esta organización agraria continua reclamando peritaciones zonales sin subir el coste de la prima, así como que se tengan en consideración las precipitaciones y las temperaturas en las diferentes comarcas que contempla dicho seguro. “Nos ponemos a disposición de Enesa, Agroseguro y la administración para trabajar en la misma dirección y conseguir que el seguro de sequía en pastos sea válido para los ganaderos”, apunta Prieto.