Al igual que está sucediendo en Ávila, UPA-UCE Extremadura reclama que los agricultores y ganaderos afectados por el incendio de Alburquerque y el resto de zonas puedan contar con medidas específicas en el marco de las ayudas que implica la declaración de zona catastrófica tras el mayor incendio ocurrido en suelo extremeño en 2021.

Desde esta organización agraria señalan que es necesario incluir en esta declaración a las zonas afectadas por los incendios, que han generado un problema para los vecinos pero sobre todo para los agricultores y ganaderos que mantienen sus explotaciones en las zonas afectadas por el fuego. “La mayoría tiene que afrontar unas pérdidas muy graves, como daños en los cultivos y en los animales, que ha dejado a las explotaciones en una situación muy crítica”, mantiene el secretario de agricultura de UPA-UCE, José Cruz.

En este sentido, desde UPA-UCE lamentan que el seguro agrario no cubre el riesgo de incendio en la mayoría de los sectores afectados por el fuego en Alburquerque y, por ello, reclaman medidas específicas para tratar de paliar esta situación en las zonas declaradas como catastróficas en la región.

“Tanto el olivar como pastos o la ganadería no cuentan con un seguro que les cubra en caso de incendio, por ello es tan importante que en la declaración de zona catastrófica se incluyan medidas dirigidas a estos sectores. Los agricultores y ganaderos lo han perdido todo y no tendrán compensaciones por parte del seguro”, destaca Cruz.

“APOYAMOS LA DECLARACIÓN DE ZONA CATASTRÓFICA PORQUE PARA MUCHOS AGRICULTORES Y GANADEROS LOS DAÑOS SERÁN IRREPARABLES”

Se calcula que el incendio declarado en Alburquerque el pasado miércoles ha calcinado unas 700 hectáreas, de las cuales 618 corresponden a terreno forestal. Este fuego es el mayor de este año en suelo extremeño y el decimoctavo gran incendio forestal en España.

“Apoyamos la declaración de zona catastrófica porque, a pesar de que todavía el fuego no está extinguido, para muchos agricultores y ganaderos de la zona los daños serán irreparables”, destacan desde UPA-UCE Extremadura.

El martes se conocía que el gobierno de Pedro Sánchez ampliaba el listado de localidades extremeñas a las que ofrecerá ayudas por los incendios sufridos. Adelanto que contempla exenciones fiscales a particulares y empresas aunque todavía no ha hecho una evaluación final de los daños ya que, por ejemplo, el de Alburquerque todavía no se ha extinguido.

Además de Alburquerque, otros 15 municipios extremeños recibirán ayudas por los incendios como Abertura, Calzadilla, Cañaveral, Casas de Millán, Guijo de Coria, Madroñera, Malpartida de Cáceres, Trujillo, Perales del Puerto, Peraleda de San Román, Puerto de Santa Cruz, Villamesías, Zarza la Mayor, Alange y Barcarrota.