La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores ASAJA de Castilla y León ha reclamado a la administración que no olvide al medio rural en el cumplimiento de su objetivo de garantizar el acceso a Internet a todos los ciudadanos. ASAJA denuncia la gran brecha digital que hoy existe entre los municipios más urbanizados y los netamente rurales, en los que hasta ahora las grandes operadoras no muestran interés por ofrecer sus servicios, y sobre todo por hacerlo de una forma eficiente.

ASAJA subraya que estas deficiencias en amplias zonas del medio rural están limitando el avance de la tecnificación, en especial el internet, en el sector agroganadero, puesto que una conexión suficiente, estable y segura es imprescindible para poder transmitir datos con rapidez y seguridad, cosa que hasta ahora es prácticamente imposible.

Aunque desde la administración se recalca que el número de personas afectadas es ‘pequeño’, lo cierto es que hablando de localidades en Castilla y León, se estaría hablando de cerca de un millar, y de alrededor de un 15 por ciento de la población, en las que la conexión a internet es inferior a diez megas (prácticamente lo justo para consultar el correo y cuatro páginas web, con muchas dificultades para ver un pequeño vídeo). Además, los agricultores y ganaderos no desarrollan su trabajo sentados en una mesa, sino en un área considerable de superficie, por lo que no basta con cubrir solo un puñado de enclaves.

Pero, más allá de los problemas para profesionales y empresas, la situación repercute a todos los niveles en la población rural, puesto que hoy por hoy la misma administración exige numerosos trámites electrónicos, pero también para cubrir otras necesidades sociosanitarias, educativas, familiares, de ocio…  Todo ello redunda en una mala percepción del medio rural como posible tierra de oportunidades para iniciativas emprendedoras y empresariales, algo especialmente grave con el problema de población existente, puesto que se parte de un hándicap a la hora de competir con profesionales y empresas radicadas en zonas urbanas.