APAG Extremadura Asaja ha exigido a la Delegación del Gobierno en la región que «intensifique» los esfuerzos de los cuerpos y fuerzas de seguridad para evitar los robos en el campo, al detectarse un incremento en la sustracción de aceitunas.

Desde la organización agraria se ha querido preguntar sobre cómo es posible que sin el documento de trazabilidad de acompañamiento de las aceitunas se pueda estar recogiendo el fruto en los diferentes puntos de compra, según las denuncias que ha recibido APAG Extremadura Asaja.

En la misma línea, tampoco se entiende cómo es posible que en localidades en las que ya se ha terminado la campaña de recogida todavía estén abiertos estos mismos puntos de compra, salvo que se esté recogiendo producto de «dudosa legalidad».

Ante este escenario, desde APAG Extremadura Asaja se ha exigido que en las zonas «tardías» de recolección se amplíe la vigilancia y se incrementen los medios humanos y materiales para «garantizar» la seguridad en los campos y frenar la la sustracción de aceitunas, así como evitar que se produzca la entrada en los puntos de compra de frutos cuyo origen no está claro. «Es fundamental, se ha concluido, que se controle e inspecciones los puntos de compra de dudosa legalidad».

Cabe recordar que la Guardia Civil localizaba hace un par de días dos vehículos cargados con aproximadamente 1.000 kilos de aceitunas ecológicas robadas en la provincia de Huelva. En este caso, como en tantos otros, fue importante el papel de los vecinos de la localidad, quienes, alertados por dos vehículos “no habituales” por las inmediaciones de explotaciones agrícolas próximas al municipio serrano, procedieron al seguimiento de uno de ellos. Los ocupantes se dieron a la fuga cruzando la zona industrial y el municipio a gran velocidad, permitiendo recuperar todo lo sustraído. Posteriormente, los presuntos ladrones fueron detenidos por la Guardia Civil y localizados los dos vehículos.