UPA Andalucía ha valorado este lunes los «esfuerzos de interlocución» realizados por la Consejería andaluza de Agricultura, «adquiriendo compromisos con los olivareros y con diversos sectores agrarios», pero ha reivindicado que «se doten de presupuesto y sean ejecutados».

Un comunicado de UPA ha alertado de que el sector olivarero vive «momentos difíciles» con varios frentes abiertos como la crisis de precios y desequilibrios en el mercado, la reforma de la PAC, guerras comerciales entre países o el cambio climático y sus efectos.

Por ello ha demandado a la Junta de Andalucía que «cumpla con sus compromisos adquiridos en la declaración institucional sobre el olivar», entre los que destaca «incentivar la promoción» del aceite de oliva, «vinculándolo al turismo» y promoviendo su promoción exterior.

También reivindica la implementación de mecanismos públicos de control de calidad y trazabilidad en el aceite de oliva; el cumplimiento del decreto que establece medidas de comercialización en el sector de los aceites de oliva y del aceite de orujo de oliva, sobre utilización de envases que no permitan el relleno.

Negociar herramientas financieras para facilitar liquidez a los agricultores y cooperativas y trabajar para una mayor concentración de la oferta, son otros compromisos cuyo cumplimiento exige UPA.

En lo que respecta a la aceituna de mesa respecta, UPA recuerda las medidas pactadas el año pasado con la Junta, como la inversión de un millón de euros para la promoción de sus consumo; el reconocimiento nacional de la IGP para las aceitunas de mesa sevillanas o el compromiso de inspeccionar los puestos de recogida de este producto, revisar los contratos entre industria y productores, y controlar la calidad y trazabilidad del producto.

«Sin embargo, a día de hoy, seguimos sin tener información del resultado de esas inspecciones y de los controles llevados a cabo». se ha lamentado UPA Andalucía.

Esta organización considera que la aplicación de estos compromisos con los olivareros del Gobierno andaluz sería muy positiva y necesaria para fortalecer a un sector «que atraviesa uno de los momentos más delicados de su historia».