UCCL ha mostrado su total desacuerdo con la propuesta de obligatoriedad de contratación de personal en las gasolineras desatendidas en el medio rural, al considerar que es fundamental que en el medio rural se mantenga la prestación del servicio de las gasolineras que no cuentan con personal como una de las medidas de apoyo para evitar la despoblación.

de hecho, la organización agraria se reunió la semana pasada con todos los Grupos Parlamentarios de las Cortes de Castilla y León para transmitirles su malestar con la Proposición de Ley que, a iniciativa del Partido Popular, quiere regular la obligación de contratar personal en las gasolineras desatendidas, debido a las repercusiones que puede tener en el mundo rural.

propone una excepción para Cooperativas y núcleos rurales inferiores a 5.000 habitantes porque la falta de personal las hace rentables

La UCCL transmitió a todos los Grupos Parlamentarios que debería haber una excepción para Cooperativas y núcleos rurales inferiores a 5.000 habitantes, «debido a que este tipo de gasolineras aportan un beneficio social en las zonas rurales porque son surtidores que comercializan pequeñas cantidades de carburantes y son rentables precisamente porque son desatendidas».

Asimismo, recuerdan que el beneficio que las gasolineras aportan en zonas rurales «es imprescindible, ya que por una parte sirven para regular el precio del mercado, y por otra parte porque dan servicios a zonas que se encuentran alejadas de grandes núcleos urbanos, lo que posibilita a la población rural no tener que recorrer largas distancias para llenar el depósito».

Asimismo, UCCL  entiende que esta iniciativa viene dada por la presión de las grandes multinacionales «que lo que pretenden es quedarse con todo el mercado,  pero hay que tener en cuenta que existen numerosas gasolineras a las que si se las obliga a contratar a personal dejarían de ser rentables y se verían abocadas al cierre, con el consiguiente perjuicio que esto conllevaría para los usuarios del medio rural».