Familia Torres ha realizado un ensayo con el primer tractor eléctrico de Europa de pequeñas dimensiones, apto para trabajar el viñedo, que ha desarrollado el fabricante francés Sabi Agri.

El ensayo se ha realizado con un tractor eléctrico modelo Alpo 4×4 en un viñedo cercano a la bodega de Familia Torres en Pacs del Penedès (Barcelona), donde han asistido unos veinte colaboradores para conocer las ventajas medioambientales y agronómicas de la mano de sus fabricantes, Laure y Alexandre Prévault Osmani.

Familia Torres quiere incorporar estos tractores en fase de pruebas en algunas fincas de Catalunya con el objetivo de implementar gradualmente un nuevo modelo de viticultura, que sea más integrada y respetuosa con el viñedo, que preserve la biodiversidad y permita luchar contra el cambio climático.

El director de producción de Familia Torres, Xavier Sort, ha puesto en valor que «utilizar un tractor de estas características sería como trabajar la tierra con un caballo; es muy respetuoso para el suelo, que no se compacta ya que el tractor es muy ligero, y esto permite proteger la biodiversidad del viñedo».

Para el director de cambio climático de Familia Torres, Josep Maria Ribas, una de las principales ventajas del tractor eléctrico es que no emite CO2: «Esto nos permitirá alcanzar nuestro objetivo de reducción de emisiones, que es del 30% en 2020 en comparación con 2008 y del 55% en 2030».

Un tractor con autonomía para trabajar toda una jornada

El vehículo de Sabi Agri, el primer tractor eléctrico de Europa y que llega por primera vez a España, tiene tracción en las cuatro ruedas y una potencia de 50 caballos eléctricos. Permite ejecutar buena parte de los trabajos habituales de un tractor de combustión pequeño, pero utilizando diez veces menos de energía.

Además es capaz de trabajar durante una jornada entera sin necesidad de volverlo a cargar. Las baterías tienen una autonomía de hasta ocho horas y se cargan en menos de dos. El tractor también dispone de unos paneles solares en el techo que ayudan a complementar la carga.

Se trata de un vehículo totalmente silencioso, compatible con accesorios estándar para el cultivo del viñedo, y se fabrica a medida para atender a las necesidades de cada cliente, dentro del cada vez más amplio opciones de tractores eléctricos que hay en el mercado.