El pulso por la PAC no cesa. La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha advertido que el Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PAC) presentado por el Gobierno de España supondrá una pérdida de 100 millones de euros para los agricultores y ganaderos de Andalucía. Así lo ha asegurado el secretario general de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la Junta, Vicente Pérez, durante su intervención en la vigésimo primera Feria del Olivo de Montoro (Córdoba), donde ha coincidido con el ministro Luis Planas, quien no dudó en calificar de «falsas» estas cifras.

El secretario general ha precisado que de los 100 millones de euros que perderá el sector agrario de Andalucía con el Plan Estratégico del Ministerio, «60 millones saldrán de nuestro olivar, el principal cultivo de la comunidad». «Estas son las estimaciones que realizamos desde la Consejería de la mano de las organizaciones agrarias y cooperativas y teniendo en cuenta que Andalucía aglutina el 33% de los perceptores de la PAC«, ha remarcado, antes de retar al Ministerio «a sacar a la luz sus datos y poner sobre la mesa los estudios de impacto que llevamos reclamando desde hace meses».

Pérez ha recordado que, en 2019, los planteamientos iniciales del Gobierno de España para la nueva PAC conllevaban unas pérdidas para Andalucía de 400 millones de euros. La convergencia brusca anunciada por el propio ministro Planas hubiera provocado, según el campo andaluz, que el 50% de los beneficiaros de la comunidad de estos fondos europeos se hubiese quedado fuera del nuevo reparto.

«Otras comunidades autónomas ganaban más fondos de la PAC a costa de Andalucía», ha afirmado Pérez, quien ha puesto el acento en que «la unidad» entre la Junta y las organizaciones agrarias logró que se mantuviesen las regiones, los derechos y se optase por una convergencia paulatina.

En este sentido, el secretario general de Agricultura de la Junta ha insistido en su pulso por la PAC y ha apuntado que «aún hay tiempo» para que el Gobierno de España atienda las alegaciones presentadas al unísono por el sector agrario andaluz y la Consejería para evitar la pérdida de 100 millones de euros.

«Aún se puede fijar unas correctas regiones en las que aplicar unos ecoesquemas que resulten atractivos para los agricultores y de esta forma lograr los objetivos de sostenibilidad que nos marca Europa», ha recalcado, antes de concluir que gracias a la unidad con el sector «hemos conseguido que ningún agricultor se quede fuera del sistema».

PLANAS NIEGA LAS ACUSACIONES Y DICEN QUE SON «FALSAS»

De inmediato, el ministro, que participaba en el mismo foro de debate, ha negado las acusaciones y ha asegurado que las manifestaciones del representante de la Junta de Andalucía son «falsas».

Planas ha lamentado «muchísimo» la «posición» adoptada por la Junta de Andalucía y ha expuesto que las Administraciones Públicas están para «sumar» y «dar confianza y garantías» a los ciudadanos sin entrar en «polémicas falsas que no tienen ningún fundamento».

En este sentido, el ministro ha defendido los «tres años de trabajo» para conformar un plan de «más de 5.000 páginas» que permita justificar las ayudas y que ha sido «consignado como modélico» por la Unión Europea (UE).

Además, ha asegurado que Andalucía «no logró convencer a ninguna comunidad autónoma» en diversos aspectos del plan y ha manifestado que la región andaluza «quería mantener el modelo de la antigua PAC».

Finalmente, el ministro ha defendido que fue él mismo quien «puso encima de la mesa» la propuesta de «veinte regiones» preceptoras de ayudas de la PAC y con una «convergencia» en 2029 que fue aceptada por las regiones, por lo que ha rechazado «lecciones» y el «fraude intelectual» de la administración regional.