La interprofesional de la carne de vacuno (Provacuno) ha presentado los códigos de buenas prácticas medioambientales en la ganadería, la industria y el punto de venta para promover la sostenibilidad y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en toda la cadena.

Esta acción se engloba dentro de la estrategia «Vacuno de Carne Carbono Neutral 2050» impulsada por Provacuno con la colaboración de la comunidad científica.

En concreto, el código para la ganadería se basa en la investigación científica y la colaboración con la comunidad técnica y científica de la Red Remedia y proporciona directrices prácticas para reducir las emisiones y mejorar la eficiencia en las granjas de vacuno de carne.

Por su parte, el código para la industria cárnica se ha desarrollado en colaboración con expertos del sector y científicos, y se centra en la reducción de emisiones y la sostenibilidad en la etapa de transformación.

Además, el código para las carnicerías aborda las prácticas sostenibles en el punto de venta, promoviendo la adopción de prácticas respetuosas con el medio ambiente.

El presidente de Provacuno, Jaime Yartu, ha informado de que estos Códigos de Buenas Prácticas Medioambientales se han desarrollado siguiendo un enfoque «continuo de conocer, medir y mejorar» las prácticas medioambientales en toda la cadena de valor con «transparencia y en colaboración con los investigadores españoles».

El director de la interprofesional, Javier López, ha subrayado que estos códigos cuentan con formadores y con un plan de implementación en el sector «para que su aplicación sea una realidad y cumpla el objetivo por el que se desarrollan estos códigos, la reducción de las emisiones de carbono».

Además de estas guías, el sector está trabajando en medir y calcular las huellas ambientales de la producción, valorizar subproductos, gestionar adecuadamente los estiércoles y medir el secuestro de carbono en las explotaciones, ha apuntado.