Las organizaciones agrarias ASAJA y UPA de  CastillaLa Mancha han convocado una concentración para denunciar la situación límite de los ganaderos de vacuno de leche el próximo martes 7 de septiembre en Talavera de la Reina, Toledo, para hacer patente la complicada situación que atraviesan los productores debido a unos precios de la leche en origen que ni siquiera cubren los costes de producción.

Alo han explicado el secretario general de UPA CastillaLa Mancha, Julián Morcillo y la presidenta de ASAJA Toledo, Blanca Corroto, en la rueda de prensa que han ofrecido este jueves 2 para informar de los detalles de la convocatoria para reclamar unos precios justos que garanticen la  viabilidad de las explotaciones de vacuno de leche de CastillaLa Mancha.

Como acto simbólico, han informado los responsables de ASAJA y UPA CLM, al término de la manifestación se repartirán gratuitamente 500 litros de leche entre los consumidores allí presentes, con el fin de que toda la situación conozca la situación límite que atraviesan nuestros ganaderos.

“EL COSTE DE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA ES SOPORTADO EXCLUSIVAMENTE POR EL PRODUCTOR, AUNQUE INDUSTRIA Y DISTRIBUCIÓN HAGAN BANDERA DE ELLO”

En este sentido, han criticado que todos los eslabones de la cadena alimentaria, desde los intermediarios hasta la distribución y la industrian obtienen beneficio, mientras que los ganaderos no sacan ni para cubrir los costes de producción. Está claro que algo no funciona en la Ley de la Cadena Agroalimentaria cuando los productores asumen todas las pérdidas de la cadena de valor, aseguran ante su protestar para situación límite de los ganaderos.

Por eso, han exigido unos precios justos y han pedido Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que abandone la pasividad y ponga las medidas necesarias para que se cumpla la ley, de manera que se impida el abuso y las prácticas irregulares de la industria y la distribución, como presionar a nuestros ganaderos para que firmen contratos por debajo de los costes de producción o utilizar la leche como producto reclamo.

Al aumento de los precios de los piensos, la electricidad o el gasóleo, entre otros costes de producción, hay que sumar el gasto que supone la producción sostenible medioambiental y de bienestar animal según marca la normativa comunitaria. La seguridad alimentaria que ofrecemos es nuestra prioridad, pero el coste es soportado exclusivamente por el productor, aunque la industria y la distribución hagan bandera de ello, han añadido.

Finalmente, los convocantes han advertido que este acto reivindicativo no será el último si Administración, industria y distribución no asumen su responsabilidad y, junto a los productores, establecen una estrategia a corto, medio y largo plazo, con medidas eficaces que den estabilidad real a los ganaderos. Y, para ello, es urgente una subida de precios mantenida en el tiempo que repercuta en los ganaderos y que sirva como primer paso para desbloquear esta situación límite que padece el sector productor, han concluido.

La movilización para situación límite de los ganaderos se refleja en que el sector vacuno de leche en la comarca de Talavera de la Reina genera un volumen de negocio que ronda los 100 millones de euros y crea un empleo directo de 2.000 puestos de trabajo.