Unos 150 ganaderos de Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos y de otras asociaciones (OPL nacional, OPL del sur, y Plataforma STOP abusos de Talavera y comarca) se han concentrado este jueves 25 frente a las puertas de Lactalis en Madrid con el objetivo de denunciar la dramática situación que vive el productor de leche, por la crisis de costes y el bloqueo de las industrias para pagar un precio justo al ganadero.

En la concentración se ha visualizado la ruina en la que están sumidos los ganaderos de leche, provocada por un precio de leche que apenas sube mientras que los costes de producción no dejan de crecer.

La organización denuncia que este problema está provocado tanto por la distribución como por la industria por su guerra de precios y prácticas irresponsables con el sector productor, y el Ministerio por su ineficacia sobre el sector lácteo, al permitir que el sector productor se arruine por culpa de los eslabones superiores de la cadena láctea.

En el caso concreto de las industrias lácteas, los contratos que imponen a los productores no cumplen la cláusula que indica que el precio percibido por el ganadero cubra el precio de coste de producción de la leche.

Menos aún actualmente, cuando los costes de producción se han multiplicado: el pienso es en torno a un 23% más caro que el año pasado, la electricidad, necesaria principalmente para el ordeño, tiene un precio que es el 3,48 veces superior al registrado en octubre de 2020, lo mismo con el gasóleo, los fertilizantes… Mientras tanto, el precio de la leche, de media nacional, apenas ha subido un 4%, haciendo imposible a los ganaderos mantener una mínima rentabilidad y entrando en números rojos.

Para Unión de Uniones este modelo de cadena láctea solo hace que la industria y distribución favorezcan la desaparición de granjas profesionales en favor de las macrogranjas, destruyan tejido productivo en entornos rurales.

«La situación de los ganaderos de leche es desesperada, los que no están ya arruinados están ahogados por las deudas, por tener un trabajo esclavo que ni siquiera nos permite mantener a nuestras familias, el sector tiene cada vez menos que perder, por lo que podemos estar seguros de que las concentraciones van a seguir si no cambia la situación de forma inmediata» anuncian desde la organización.

Por ello, Unión de Uniones ha reclamado este jueves en la concentración ante las puertas de Lactalis en Madrid, como principal industria del sector lácteo en España, según los volúmenes de negocio de sus memorias anuales, un cambio inmediato en su política de contratos con el ganadero que permitan a los productores repercutir sus costes de producción en los precios que perciben para poder mantener un mínimo de rentabilidad y mantener a sus familias.

PROTESTAS DE LOS GANADEROS EN CANTABRIA

Las protestas del sector no solo se localizan ante las puertas de Lactalis en Madrid, sino que se prolongan por toda España. Este jueves 25 le ha tocado a Cantabria, donde se ha celebrado una manifestación ala que  han asistido cerca de un millar de ganaderos y 150 tractores en Renedo de Piélagos frente a lácteos Andía. Posteriormente, un grupo de ganaderos con sus tractores que se han acercado a la fábrica de la Nestlé en la Penilla, tras la tractorada principal y de forma espontánea, para protestar con una sonora pitada

Asaja Cantabria junto al resto de organizaciones que aparecen en el cartel que les adjunto seguiremos luchando y movilizándonos hasta que el sector lácteo sea escuchado. Asimismo han exigido un precio justo para que se cubran los costes de producción y se deje de arruinar a los ganaderos ya que solo en Cantabria han desaparecido tres de cada cuatro explotaciones lácteas

Asimimso, reclaman que el gobierno debe establecer una ley de la cadena alimentaria que persiga la venta pérdidas y garantice un precio justo para cada eslabón de la cadena