El partido ecologista Equo Cantabria ha recordado que la Unión Europea (UE) protege al lobo, por lo que ha precisado que «no se debe alimentar el enfrentamiento entre este animal y los ganaderos», por lo que ha criticado que se esté «manipulando a la opinión pública dirigiendo todos los males que atacan al sector primario en la figura del lobo, obviando el debate científico y social».

Según informa Equo en un comunicado, el lobo es una especie protegida en virtud de la Directiva sobre los hábitats de la UE y su recuperación contribuye a la protección de la naturaleza en Europa y a frenar la pérdida de biodiversidad

«El caso del lobo se suma a muchas otras dificultades a las que tienen que hacer frente los ganaderos, pero como se trata de la amenaza más tangible, concentra la atención”, ha asegurado el partido ecologista.

Asimismo, ha recordado que la sentencia del Tribunal de la UE del 10 de octubre de 2019 establece que «se deben agotar todas las medidas de prevención y, sobre todo, justificar que las acciones letales sobre los lobos no deterioraran su estado de conservación, actualmente desfavorable».

Equo, que ha opinado que esta sentencia «desacredita la gestión de las administraciones autonómicas del norte peninsular», al tiempo que ha lamentado que «no se respeta» la Directiva Hábitat y ha afirmado que la caza del lobo «constituye la última alternativa que puede tenerse en cuenta».

CREEN QUE SE ESTÁ MANIPULANDO A LA OPINIÓN PÚBLICA CUANDO SE DICE QUE SI SE PROTEGE AL LOBO SE ACABA CON LA GANADERÍA

«El objetivo común es la coexistencia con los grandes carnívoros», ha sostenido Equo, quien ha remarcado que este objetivo «es plenamente compatible con la política europea de conservación de la naturaleza».

Por otra parte, insiste en que se está «manipulando a la opinión pública» con una serie de declaraciones hechas en el Parlamento de Cantabria que afirmaban que «si se prohíbe cazar al lobo se va a producir el fin para muchas ganaderías» o que «la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial acabaría con el 90 por ciento de los ganaderos».

Por ello, considera que el Plan de Gestión «es una herramienta adecuada, de obligada aprobación por la UE, en base a la cual se fijó un cupo de 34 lobos al año desde 2019, que se ha vuelto a aprobar en 2020».

Y ha recordado que «en su día desapareció el urogallo, símbolo de la diversidad de la fauna cantábrica», lo que, a su juicio, ocurrió «por la ausencia de medidas de control contra la caza furtiva y la destrucción de su hábitat».