Las Administraciones siempre se acuerdan de los incendios cuando estos ya se están produciendo. Por eso, la Unión de Extremadura ha propuesto la introducción en el Reglamento Omnibús (la pre-reforma de la PAC que ya está en marcha) ayudas para prácticas de pastoreo en los montes de la Región para evitar la propagación de incendios.

Como ha destacado la organización en una rueda de prensa, es cierto el dicho de que para prevenir los incendios en verano tenemos que actuar en invierno, si los montes no estuviesen abandonados por el pasto seco y resto de ramas en los suelos, se podría producir un incendio, pero su propagación sería mucho menor y la capacidad para apagarlos infinitamente superiores».

Estas prácticas están penalizadas y excluidas de las ayudas que reciben por ejemplo el pastoreo en zonas sin árboles

Por eso, en el momento actual que se está negociando el Reglamento Omnibús, recuerdan que en Extremadura hay muchísimas hectáreas que por tener una pendiente superior al 24% están excluidas de las ayudas y por lo tanto estas superficies no suele ser rentables por lo que la mayor parte de las mismas están abandonadas.

Ante esto, abogan por introducir modificaciones en este reglamento para fomentar el aprovechamiento de los pastos de estas superficies para que una vez llegue el verano no exista pasto que propague los incendios, por este motivo han solicitado a las administraciones que en el reglamento se introduzcan los siguientes términos:

  • Toda parcela cuya vegetación encaja en la definición de pastos permanentes será admisible de cara a las ayudas.
  • El Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP), solo restará la superficie no aprovechable: rocas, caminos, edificios, charcas etc.
  • Por su especial método de pastoreo, el caprino que consume vegetación arbórea hasta una altura de 2 metros se debe incentivar de cara a la eliminación de restos combustibles en verano.

La Unión de Extremadura insiste en que «aunque parezca increíble, estas prácticas descritas, tan necesarias para mantener limpios nuestros montes en estos momentos están penalizadas y excluidas de las ayudas que reciben por ejemplo el pastoreo en zonas sin árboles, de ahí el abandono que sufren estas zonas».

Por esto, la Unión de Extremadura va a pelear para que se introduzcan estos términos en el nuevo reglamento, ya que aparte el beneficio de prevención de incendios que suponen las mismas volveríamos a tener unos montes vivos, con ganadería  y actividad agraria en los mismos.