La eurodiputada Clara Aguilera, portavoz socialista de la Comisión de Agricultura en la Eurocámara, ha pedido a la Comisión Europea que movilice de forma inmediata la reserva de crisis y los recursos Feader aún disponibles para los agricultores de los Estados miembros afectados por el impacto de la sequía en el sur de Europa.

En una carta dirigida al Ejecutivo comunitario firmada por 50 eurodiputados y eurodiputadas de distintos grupos políticos, Aguilera ha advertido de que, «por segundo año consecutivo, la sequía que asola España y otros países mediterráneos está dañando seriamente al campo y a la ganadería». «El impacto de la reducción de las precipitaciones está afectando muy negativamente al sector agrario y a su rentabilidad, y provocará una disminución de la producción y un aumento de los costes», ha añadido.

Para paliar las consecuencias de las altas temperaturas, Aguilera ha propuesto la extensión de  la ayuda temporal excepcional activada en 2022 para los agricultores y pymes especialmente afectados por las repercusiones de la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

PIDEN LA INCLUSIÓN EN EL MARCO DE LA PAC 2023-2027 DE UNA AYUDA SIMILAR A TANTO ALZADO DE FONDOS NO GASTADOS

Esta ayuda se extendería a los agricultores, ganaderos y pymes de los sectores más afectados por la sequía, ampliando el periodo de elegibilidad  hasta el 31 de diciembre de 2025.

También ha pedido la inclusión en el marco de la PAC 2023-2027 de una ayuda similar a tanto alzado de fondos no gastados, para apoyar a los agricultores, ganaderos y pymes en situaciones de crisis derivadas de situaciones excepcionales que puedan surgir para que puedan beneficiarse de esta medida todos los Estados miembros.

esta petición va en la misma límea de la mostrada por el Gobierno español , que ya ha pedido a la Comisión Europea que permita un anticipo de las ayudas de la PAC «a la mayor cantidad posible» debido a la situación de sequía que afecta al campo. Asimismo, ha reclamado una flexibilización en la aplicación de los eco-regímenes, la activación de la reserva de crisis de la PAC y la posibilidad de que las autonomías utilicen las cantidades no ejecutadas del fondo Feader.