En plena polémica por la orden de reducción de módulos aprobada por Hacienda y el enfado del sector por la misma, Unión de Uniones ha propuesto, una reducción de módulos en algunos cultivos por el incremento del Salario Mínimo Interprofesional por el efecto del aumento del SMI, cuestión que la organización asume, pero que implica un incremento de costes estructural en aquellos sectores con un alto nivel de utilización de mano de obra.

La propusta se hizo en una reunión mantenida con el Ministerio de Agricultura, en la que se hizo un análisis de la situación en la que ha dejado los cultivos la sequía invernal y otros episodios climatológicos, la organización aprovecho para trasladar otras cuestiones del sector, como el efecto de la subida del salario mínimo interprofesional y que se instrumente una plataforma de seguimiento de daños provocados por la fauna silvestre.

En ella, Unión de Uniones ha puesto sobre la mesa otros asuntos que son objeto de preocupación de los agricultores y ganaderos. Así, ha anunciado que presentará a Agricultura una propuesta para ser trasladada a Hacienda justificando una reducción de módulos por el efecto del aumento del Salario Mínimo Interprofesional, cuestión que la organización asume, pero que implica un incremento de costes estructural en aquellos sectores con un alto nivel de utilización de mano de obra.

Desde la Subdirección General de Análisis, Coordinación y Estadística se ha informado a la organización del análisis que hace el Ministerio acerca de la situación de cultivos, tras la sequía invernal, cuyos efectos han sido en parte paliados por las lluvias del mes de abril. También se ha dado cuenta de diversos episodios de heladas, pedriscos y temporales de lluvia y viento, que han tenido mayor incidencia en las regiones de Comunidad Valencia, Andalucía, Murcia y zonas limítrofes en Castilla-La Mancha. Como sectores más perjudicados aparecen los cítricos, frutales, hortalizas y almendros.

Desde la organización se ha puesto el acento en que las lluvias han llegado tarde para las siembras de cereal más temprana y que no va a ser una buena cosecha y en las consecuencias que la sequía ha tenido en la situación de pastos y, por consiguiente, en el encarecimiento de la alimentación en las explotaciones ganaderas extensivas, que arrastran desde el otoño en tener que sostener a los animales a base de paja y piensos.

Por último, y al margen del cambio por los efectos del Salario Mínimo Interprofesional, Unión de Uniones ha solicitado que se ponga en marcha, con todas las Administraciones implicadas, una plataforma para hacer un seguimiento puntual de los daños que están ocasionando a la agricultura y a la ganadería la sobrepoblación de determinadas especies de fauna silvestre. “La Administración no lo quiere reconocer por las responsabilidades que les implica” –sostienen desde la organización “pero el problema tiene magnitud de una verdadera plaga en muchos casos y muchos sitios y como tal tiene que ser tratada”. Unión considera fundamental que se disponga de una información fidedigna acerca de dónde se están produciendo los daños y con qué intensidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here