El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha incluido entre las reivindicaciones de Andalucía para la futura PAC post 2020 que fomente la presencia de la mujer en la actividad agrícola y ganadera, algo que considera no se está teniendo en cuenta hasta la fecha. Así lo ha reflejado la Consejería en el informe que ha hecho llegar al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente como respuesta al documento elaborado por la Comisión Europea para iniciar el debate de la futura PAC.

En dicho informe, Sánchez Haro reitera que «la igualdad real y efectiva de las mujeres en la actividad agraria constituye una prioridad de primera magnitud, tanto como el relevo generacional». En este sentido, recuerda que la presencia de la mujer representa el 37% de los perceptores de ayudas PAC en España (el 40% en Andalucía), pese a lo cual «no tienen la presencia que les corresponde en los órganos de decisión de las empresas agrarias y agroalimentarias, así como en sus entidades de interlocución».

«Vamos a adoptar cuantas medidas sean necesarias para alcanzar el objetivo irrenunciable de la igualdad real y efectiva»

En esta línea, el consejero también lamenta que «la futura PAC que plantea la Comisión tampoco incide de manera directa en la igualdad de oportunidades, faltan referencias al papel de la mujer rural y la necesidad de alcanzar una igualdad real y efectiva en el sector agroalimentario». Esto contrasta con la postura de Andalucía, comunidad para la que esta cuestión «sí es una prioridad efectiva», como demuestra la aprobación y ejecución del I Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres en la Actividad Agroalimentaria y Pesquera de Andalucía. Horizonte 2020.

Asimismo, Sánchez Haro subraya que la Consejería se ha marcado como «prioridad» la participación activa de las mujeres en la interlocución agraria y pesquera, ya que garantizar su presencia en cualquier ámbito de actuación es una «cuestión de justicia social». «Vamos a adoptar cuantas medidas sean necesarias para alcanzar el objetivo irrenunciable de la igualdad real y efectiva», un camino en el que Andalucía es «pionera» con la aprobación en 2017 del mencionado I Plan de Igualdad de Oportunidades.

El consejero reitera que «trabajaremos sin descanso para favorecer que haya más mujeres trabajando en el medio rural, en mejores condiciones y a todos los niveles, así como que tengan una conexión directa con la Administración». El consejero confía, para ello, en la implicación de todo el sector, algo para lo que ha mantenido contactos con las distintas organizaciones agrarias y pesqueras, «para animarlas a trabajar juntos para que la presencia de la mujer ocupe el lugar que les corresponde en los órganos de decisión de cooperativas, empresas y entidades representativas.