El Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX) ha abierto el plazo para qu egestores y propietarios de alcornocales soliciten el plan de calas o plan para la estimación de la calidad de corcho en campo. Se trata de un servicio que ofrece este centro a través del Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal (ICMC) desde 1985, que permite conocer la calidad de las partidas de corcho que se van a comercializar durante la campaña, antes de su extracción.

Para solicitarlo es necesario cumplimentar el formulario oficial siguiendo las indicaciones publicadas en la web de CICYTEX, previo pago de los costes. La documentación y protocolo necesarios para tramitar el plan de calas pueden descargarse en el siguiente enlace http://cicytex.juntaex.es/es/centros/icmc/servicios/. El plazo estará abierto hasta el próximo 31 de mayo.

MÉTODO DE MUESTRO PROPIO

Personal especializado en muestreo forestal y saca de corcho de ICMC utilizan un método desarrollado en el propio instituto. Extraen 75 muestras de corcho en las fincas que soliciten el servicio y toman datos selvícolas referentes a la parcela, y datos selvícolas y dasométricos de cada uno de los árboles calados.

Posteriormente, las muestras, también llamadas calas, son analizadas en los laboratorios del centro. La preparación previa al estudio sigue un proceso similar al de la industria, en cuanto a secado, cocido, recorte, calibrado y escogido.

Una vez finalizados estos trabajos, los solicitantes recibirán dos informes. Por un lado se elaborará un documento sobre la calidad del corcho, en el que se recogerán datos sobre calidad, calibre medio del corcho y principales defectos, así como recomendaciones para mejorar dicha calidad a medio y largo plazo.

Además, los técnicos del Instituto prepararán a los propietarios de alcornocales un informe selvícola con información sobre vegetación y usos del suelo, aprovechamiento ganadero, estado fitosanitario del alcornocal, evaluación de podas y descorches pasados, regeneración de la masa y pautas de gestión.

Todas las muestras recogidas se conservan en la Suberoteca del Instituto, que cuenta ya con una colección de más de 60.000 calas.