La Unión Extremadura ha decidido desconvocar la protestas prevista para el 7 de septiembre por imposición gubernamental avalada por los tribunales. Para esa fecha tenía convocada una manifestación que partía de las Tres Fuentes y finalizaba  en Presidencia de la Junta, para protestar por el incumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria y la complicidad de la Junta de Extremadura en este incumplimiento.

La Delegación del Gobierno nos comunicó que no autorizaba el recorrido de la manifestación ya que la calle John Lennon se iba a cortar al tráfico para permitir solo la entrada de las personalidades que van a acudir al acto de entrega de Medallas de Extremadura.

La Unión comunicó el cambio de recorrido, para llegar a la Plaza de España y allí concentrarnos. También se nos denegó esta posibilidad por parte de la Delegación del Gobierno, ya que alegaban entre otras cosas que hay obras en la calle Félix Valverde Lillo que impide el tráfico y que ya hay otra concentración autorizada del Sindicato USO que prevé la concentración de 300 personas.

La Unión Extremadura presento un Recurso en el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, Sala de lo Contencioso, porque entendíamos que se estaba vulnerando nuestro Derecho Fundamental de Reunión y Manifestación.

El Tribunal, tras recibir el informe que desaconsejaban la celebración del acto  de: la Plicía Local de Mérida, la Policía Nacional, Ministerio del Interior, la Dirección General de Salud, los Servicios Jurídicos del Estado y la Delegación del Gobierno, «todos organismos de la administración socialista», según denuncia la organización.

Por ello, falló en contra de La Unión y ratificó la no autorización del acto de protesta contra la Junta de Extremadura (administración socialista).

Tras recordar que el año pasado no les autorizaron una marcha con tractores, «este año ni con coches ni andando, por lo visto, Presidencia de la Junta es el Bunker del Sr. Vara donde no se permiten actos de protesta».

Por ello, La Unión desconvoca el acto y, ante esta imposición gubernamental, denuncia «la falta de libertad y de derechos consagrados en la constitución por parte del Gobierno socialista tanto a nivel nacional como regional, y el aval de los tribunales a este atropello de nuestros derechos».

Por último advierten de que cuando la pandemia permita concentraciones multitudinarias de personas convocaremos otro acto de protesta ante Presidencia de la Junta, «con autorización de la Delegación del Gobierno o sin ella».