El Gobierno central y el sector agrario han valorado las modificaciones aprobadas este miércoles 29 en el Congreso de los Diputados en la Ley de la Cadena Alimentaria, incluyendo la prohibición de la venta a pérdidas, y creen que es un «paso adelante» que redundará en un mayor equilibrio en las relaciones comerciales de sus diferentes eslabones siepre «que se cumpla»..

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado este jueves en declaraciones a los medios de comunicación, tras presidir el comité asesor agrario, que el proyecto que el Gobierno envió al Parlamento, enriquecido con numerosas enmiendas, supone un «paso adelante muy significativo» para el sector.

Es una norma, ha añadido, que defiende «algo evidente» como es que los agricultores y los ganaderos «tengan un retribución digna» por su trabajo y por producir alimentos y bebidas.

Ha recordado que tras su aprobación en el Congreso, el texto tiene que seguir su tramitación parlamentaria en el Senado por lo que el proceso «no concluye hasta su aprobación final».

El presidente de ASAJA,, Pedro Barato, ha indicado por su parte que las modificaciones incluidas a esta Ley de 2013 son «positivas» pero ha pedido que se «cumplan».

Ha demandado por ello mecanismos para asegurar su cumplimiento porque, «si no se cumplen, a lo mejor no hace falta hacer tanta ley».

Además, Barato ha valorado que el texto recoja finalmente una excepción para la producción de plátano canario, algo que había pedido el sector.

TODO EL SECTOR AGRARIO COINCIDE EN QUE LO IMPORTANTE ES «QUE SE CUMPLA»

El secretario general de COAG, Miguel Blanco, considera «muy buena noticia» la aprobación de esta norma y «ha felicitado» tanto al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, como a la clase política y a las organizaciones agrarias por el «esfuerzo» hecho.

Al igual que Asaja, cree que uno de los objetivos es que «se cumpla» esta «buena ley».

Para ello, ha pedido que se refuercen los mecanismos de control y de sanción.

El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha reseñado la trascendencia de que esta «importante» norma saliese ayer adelante en la Cámara Baja.

Espera que pueda acabar bien su tramitación parlamentaria, que ahora pasa por el Senado para luego volver al Congreso.

«Hoy tenemos que darnos la enhorabuena y se lo hemos agradecido al Ministerio porque ha estado apoyando esta cuestión», ha añadido.

También Unión de Uniones ha pedido «que se cumpla», ya que considera que «si no hay elementos para que se cumpla, lo que se ha aprobado de venta a pérdidas es otro brindis al sol como la referenciación de precios a costes de producción que se aprobó en marzo del año pasado»

La modificación incluye aspectos esenciales como la ampliación de la prohibición de la venta a pérdidas a todos los eslabones, incluso al consumidor final, uno de los asuntos por los que el sector ha salido en numerosas ocasiones a la calle para movilizarse.

Precisamente, tras terminar el comité asesor agrario, los tres representantes de las organizaciones agrarias han incidido en la importancia de seguir en la «unidad de acción» para defender, ya sea con movilizaciones o negociando con los actores necesarios, los intereses de los productores del campo español.