La eurodiputada del PSOE Cristina Maestre ha pedido a la Comisión Europea (CE) que reconsidere la exclusión del girasol y de la colza en la categorización de los proteaginosos, dentro del plan proteico del plan estratégico de la Política Agraria Común (PAC) del Gobierno de España, lo que conllevará la retirada de las ayudas acopladas que ahora se perciben.

Sin embargo, el subdirector general de la Dirección General de Agricultura de la CE, Mihail Dumitru, no se mostró recpetivo a la propuesta, al asegurar que la decisisón del «Ejecutivo comunitario se ajusta a lo estipulado en la legislación europea».

Maestre ha intervenido en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, en la que ha considerado que «es un grave error excluir estos productos de los cultivos proteicos cuando su relevancia como portadores de proteínas vegetales es evidente e indispensable en la alimentación animal», ha informado en una nota de prensa el PSOE

La también vicesecretaria general del PSOE de Castilla-La Mancha, ha argumentado que en Europa y en España «hay una clara dependencia de los productos del girasol y de la colza».

Y ha advertido que «precisamente ahora que se está incentivando la producción de girasol en el contexto de la guerra de Ucrania, esta exclusión va a suponer un fuerte varapalo, que aboca al sector a una ausencia de rentabilidad en sus explotaciones».

En este contexto, la eurodiputada ha demandado a la Comisión Europea que tenga en cuenta las peticiones del Gobierno de España y reconsidere la exclusión de estos dos productos de la categorización de los proteaginosos, han indicado el grupo Socialistas en el Parlamento Europeo y el PSOE de Castilla-La Mancha.

Esta decisión de la CE ha provocado un verdadero terremoto en el sector de ambos cultivos, que denuncian no solo futuras pérdidas sino un frenazo a la recuperación de estos cultivos. De hecho, solo en Castilla y León la desaparición de estas ayudas acopladas costará a los agricultores de la región 27 millones de euros, según los cálculos de COAG CyL, que no entiende ni comparte este recorte a los cultivadores de girasol y colza.