Representantes de las organizaciones agrarias Asaja, COAG, UPA, de las Cooperativas Agroalimentarias de Málaga y los sindicatos CCOO y UGT han acordado exigir la retirada obligatoria de aceite «en momentos excedentarios como el actual», así como que la Unión Europea prime las producciones comunitarias.

En una reunión celebrada en la sede social de Dcoop, en Antequera (Málaga), los participantes han analizado las últimas propuestas realizadas por la administración, en las que han encontrado «puntos comunes de acuerdo» en las reivindicaciones y han planteado las próximas actuaciones en defensa del sector, según han informado en un comunicado.

Estos puntos comunes pasan por la situación de precios por debajo de la rentabilidad para la mayoría de las explotaciones, así como la imposición de aranceles y acuerdos comerciales no beneficiosos y la incertidumbre sobre la Política Agraria Común o mayores exigencias burocráticas.

Los asistentes han puesto en valor el sector agroalimentario y su «papel esencial», para la sociedad como suministrador de alimentos, que se ha constatado durante la pandemia de la covid-19.

Las organizaciones han acordado exigir la aprobación de la retirada obligatoria de aceite, la eliminación de los aranceles, la prohibición de importaciones a nivel europeo en momentos excedentarios y, mientras tanto, un aumento de los controles.

DEMANDAN QUE LOS AGRICULTORES Y GANADEROS RECIBAN EL PRECIO DE COSTE DE PRODUCCIÓN

A este respecto, señalan que «la agricultura no puede ser moneda de cambio en los acuerdos comerciales» y que la Unión Europea «ha de primar las producciones comunitarias».

Asimismo, han demandado que los agricultores y ganaderos reciban el precio de coste de producción, por lo que han coincidido en que la voluntad de la Ley de la Cadena Alimentaria es «loable, pero no tal como está planteada porque es inviable».

«Es un primer paso pero para que se pueda aplicar, además de la retirada obligatoria y prohibir las importaciones, es imprescindible que el Ministerio de Agricultura fije los costes de producción».

También han planteado fomentar la información a los agricultores y ganaderos, otorgar ayudas a la reconversión del olivar de altos costes, trabajar por la concentración de la oferta y la unidad de todo el sector y, a largo plazo, fomentar el consumo, adelantar las cosechas para producir calidad y promover los productos ecológicos.