La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) estima, en un primer balance, que la borrasca Gloria ha causado unas pérdidas económicas superiores a los 62,6 millones de euros en el sector agropecuario de la Comunitat Valenciana. Los cítricos, las infraestructuras agrarias, las hortalizas de temporada y la ganadería se llevan la peor parte de un temporal que ha provocado daños por viento, frío, gota fría y granizo principalmente en las comarcas de La Ribera, L’Horta Sud, La Safor y La Marina. Por su parte, La Unió de Llauradors ha cifrado en 24 millones de euros las pérdidas directas en los cultivos, según una primera estimación provisional de la organización agraria.

La valoración inicial de AVA-ASAJA, efectuada tras recabar información de agricultores y colaboradores de seguros agrarios, eleva las pérdidas en los cítricos –naranjas y mandarinas de la segunda mitad de la campaña– a 46,5 millones de euros. De ellos 39,6 millones corresponden a los frutos tirados al suelo debido a las fuertes rachas de viento, una cantidad que asciende a 132.000 toneladas ya que en algunas parcelas los daños alcanzan hasta el 80% de la producción pendiente de recolectar.

Las inundaciones y la acumulación de agua en los campos, agravadas por los desbordamientos de ríos y barrancos, suponen 4,7 millones de pérdidas al afectar 500 hectáreas y provocar la pérdida de cosechas enteras e incluso, en los casos más dramáticos, la futura muerte de los árboles. Finalmente, el granizo ha ocasionado daños puntuales en un millar de hectáreas, principalmente en La Ribera, L’Horta Sud y La Safor, con daños medios del 30% de la cosecha y unos perjuicios de 2,2 millones.

AVA-ASAJA también prevé que más de 7.000 hectáreas de hortalizas se hayan visto afectadas por el temporal en la Comunitat Valenciana, entre ellas coles, lechugas, alcachofas, cebollas y patatas. Las pérdidas totales en el sector hortícola sobrepasan los 3,1 millones, tanto por los tratamientos fitosanitarios y las replantaciones que los agricultores deberán realizar (2,1 millones) como por los siniestros derivados del granizo en unas 100 hectáreas (1 millón de pérdidas). Por su parte, los ganaderos valencianos afrontan 1,2 millones en concepto de daños en las granjas por fenómenos de viento-tornado y de incremento de costes energéticos por frío y nieve.

El capítulo de las infraestructuras agrarias también resulta muy preocupante con unas pérdidas estimadas en 11,8 millones. El temporal ha destrozado parcial o totalmente unas 600 hectáreas de invernaderos, viveros, mallas en cítricos, hortalizas, kiwi, etc., lo que se traduce en nueve millones de desperfectos. Además, la reparación de márgenes, muros, almacenes agrícolas, así como la reposición de sistemas de riego, agregan 2,8 millones de sobrecostes.

AVA-ASAJA advierte de que se trata de una estimación conservadora en este primer balance y de que, con total seguridad, los daños serán más elevados a medida que evolucione el clima y los agricultores detecten a pie de campo las producciones finalmente afectadas. La asociación recuerda a las administraciones que “la agricultura también se ha visto extremadamente castigada por la borrasca Gloria y, por tanto, que a la hora de que las administraciones aprueben ayudas sepan que la agricultura también existe y que merece ser incluida en las mismas”.

En ese sentido, AVA-ASAJA reclama a las administraciones tanto ayudas directas que permitan a los productores afectados aliviar sus pérdidas y afrontar los gastos de la próxima campaña, así como ventajas fiscales en materia de IBI Rústico, rebaja de módulos, préstamos bonificados, etc. Asimismo, de cara a prevenir posibles catástrofes de estas dimensiones la asociación reitera la necesidad de que las autoridades competentes mantengan más limpios los cauces naturales.

Pérdidas por sectores (en millones de euros):

SectorTipo de dañosPérdidas
CítricosViento, agua, granizo46,5
HortalizasAgua, tratamientos fitosanitarios3,1
GanaderíaViento, consumo energético1,2
InfraestructurasViento, arrastre de tierras11,8
TotalViento, frío, agua, granizo62,6

Fuente: AVA-ASAJA

La Unió, más moderada, cifra en 24 millones de euros las pérdidas en el campo

Por su parte, la Unió de Llauradors también ha hecho un primer balance ha cifrado este miércoles en 24 millones de euros las pérdidas directas en los cultivos de la Comunitat Valenciana, según una primera estimación provisional de la organización agraria.

Los daños son generalizados en todo el territorio, pero con mayor incidencia en las comarcas centrales, sobre todo en la Ribera Alta y Baixa, y en la primera fase del temporal se debieron al viento, y en la segunda sobre todo al granizo, que ha afectado a numerosas zonas de la Comunitat, aunque de forma desigual.

Aparte de los cultivos, las principales pérdidas se dan en infraestructuras agrarias, como los invernaderos, que han sufrido las consecuencias en sus estructuras y en mallas y plásticos, y también en los caminos, sistemas de riego, rotura de naves, mataderos o granjas, márgenes o arrastre de tierras, donde las valoraciones pueden ser muy elevadas.

En muchas zonas del interior de Castellón existen aún graves dificultades por la nieve para acceder a los masos y a las granjas con el consiguiente problema para alimentar a los animales, por lo que La Unió reclama que se aumenten los esfuerzos para normalizar la situación y se incremente la maquinaria pesada para acceder a las zonas incomunicadas.

La Unió también ha detectado un aumento en los gastos de calefacción de las granjas, y continuos cortes en el suministro eléctrico y telefónico, según un comunicado de la organización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here