Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha trasladado al Ministerio de Agricultura un informe en el que recogen la evaluación, consecuencias y propuestas de mejora frente a la grave crisis de costes de producción en la que está sumido el sector agrario desde hace varios meses. Para ello propone una batería de propuestas con medidas que ya está aceptadas por Europa.

La organización profesional agraria constata a través de diversas fuentes el desmesurado incremento de los costes de la energía (gasóleo B, electricidad…), de los piensos para la ganadería, de semillas y plantones, de los fitosanitarios y del resto de los inputs productivos, el más escandaloso de ellos el de la electricidad, que se ha multiplicado por 5 en un año; o el de los fertilizantes, con una subida de más del 70%.

Frente a esta escalada de costes de producción sin precedentes, Unión de Uniones propone al Ministerio una batería de propuestas que buscan disminuir el impacto de este incremento de costes en las explotaciones.

PROPONEN MEDIDAS FISALES Y UNA REDUCCIÓN DEL IVA DE LOS INSUMOS, TA Y COMO SE PERMITE DESDE EUROPA

Entre ellas, se plantean medidas de ámbito fiscal, como rebajas en los módulos del IRPF, incremento del porcentaje de deducción de gastos de difícil justificación en estimación objetiva, reducción de costes insumos en la estimación del rendimiento neto… recordando al Ministerio que son medidas que ya se han aplicado ante situaciones de crisis similares.

Unión de Uniones considera, además, que se debería aprobar la aplicación de tipos reducidos del IVA a los insumos agrarios, tal y como permite la Directiva europea que regula dicho impuesto.

«Algunas de estas medidas, como la reducción del IVA de los insumos ya las hemos propuesto en el marco de las negociaciones de la Ley de Presupuestos» indican desde la organización «aunque es una señal de la no disposición del Gobierno a apoyar al sector, que no las hayan aceptado en el Congreso ninguno de los dos partidos que lo sustentan».

Otras medidas que habrían ayudado a frenar la escalada de precios en el sector son, por ejemplo, en el caso del regadío, que el Gobierno hubiera cumplido su compromiso de regular el contrato de doble potencia para el regadío o considerar la eliminación de los royalties en las semillas utilizadas por el agricultor. Por otra parte, la organización insiste también que la Comisión debe proceder cuanto antes a suspender el Reglamento sobre beneficios a la  importación de fertilizantes nitrogenados procedentes de Rusia, Estados Unidos y Trinidad y Tobago para flexibilizar su precio en la UE.

La situación actual, sin medidas por parte del Ministerio, da lugar a un diagnóstico claro para Unión de Uniones, «los datos indican que, si bien está subiendo el precio pagado por el consumidor y el precio percibido por el productor, estas subidas no son más que tímidos avances frente a la desbocada subida de precios de costes de producción» y diagnostican «queda claro que la subida de los costes de producción la está asumiendo el agricultor y ganadero a costa de una rentabilidad que, antes del comienzo de la crisis, ya era desastrosa, y eso se está traduciendo en un aumento de cierre de explotaciones en los distintos sectores, como el vacuno de leche».

La organización señala que esta batería de propuestas ayudarían a paliar los efectos del incremento desmedido de los costes de producción, pero no serían necesarias si España se hubiera dotado de una adecuada reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria, para reforzar el poder de negociación de los productores a la hora de repercutir sus costes a los siguientes eslabones de la cadena «algo que con la regulación actual no está cumpliéndose», denuncian desde la organización.