El pasado viernes, 17 de mayo, se celebró en Expoliva, Jaén, la 4º reunión de la Federación Europea de Aceite de Oliva y Biomasa del Olivar, donde se uso de relieve la preocupación en el sector por los bajos precios del aceite de orujo de oliva y la biomasa del olivar.

La asamblea contó con la presencia de Pedro Bruno Covo, Diputado por Jaén de Agricultura y Medio, el cual trasladó a los presentes la importancia que tiene para Jaén el sector orujero, al ser la solución de los subproductos del olivar, valorizándolos y obteniendo aceite de orujo y biomasa del olivar. Indicó también la gran preocupación existente en todo el sector del olivar por los bajos precios de los aceites de oliva, llegando en todos ellos a valores de comercialización por debajo de los costes de producción.

Además destacó el alto coste económico que tiene para las empresas, privadas y cooperativas, la excesiva burocratización de la administración. “No puede ser que las empresas vayan a una velocidad y la administración a otra más lenta, se requiere mayor agilidad en la resolución de los expedientes”, señalaron.

Durante la Asamblea se pusieron sobre la mesa los nuevos retos reglamentarios a los que se enfrenta el sector oleícola europeo en su conjunto. Sobre como perfeccionar la economía circular del sector del olivar, mediante la reutilización de los efluentes de las orujeras. Esta medida además de permitir aumentar la velocidad de procesado de las orujeras, permitiría el fertirriego de los campos de olivar aledaños a las extractoras.

Cómo no, se discutió sobre que se podía hacer con el bajo precio del aceite de orujo de oliva, que como en el caso del aceite de oliva, está muy por debajo de los costes de producción, pero en esta ocasión en toda Europa y no sólo en España.

También se trató sobre los bajos precios de la biomasa del olivar, el orujillo, en este caso el país más afectado es España, con unas altas producciones y con difícil salida. Siendo la única salida viable para España la reconversión de las plantas de carbón en plantas de biomasa y la creación de nuevas plantas de mediana potencia < 15 MW, repartidas por las zonas de producción del olivar, en ambos casos, utilizando como principal biomasa el orujillo y los restos de poda, además de las biomasas forestales.

Por último se realizó una estimación de la campaña que viene (C 2019/2020), con los siguientes valores: España: 1.500.000 toneladas, Italia 380.000 ton, Portugal 150.000 toneladas y Grecia 300.000 toneladas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here