La organización agraria ASAJA Almería ha mostrado su preocupación por el aumento de importaciones procedentes de Senegal y Marruecos de melón y sandía, ya que llegan al mercado nacional y europeo antes que las españolas, y cualquier incremento de producción o alargamiento de la cosecha afecta de forma inevitable al desarrollo de la campaña de primavera almeriense.

Además, ASAJA destaca que desde hace semanas ya se encuentran en los lineales las primeras partidas de sandía de Senegal y la incertidumbre es grande, ya que la climatología no anima su consumo y, en su opinión, en unas semanas podría darse una situación de sobreoferta y esta situación, apunta ASAJA, es aprovechada por la distribución para provocar una bajada de los precios.

La organización advierte que cada vez más son las propias empresas comercializadoras españolas las que producen e importan melón y sandía en Marruecos y Senegal, inundando el mercado y provocando una bajada de los precios en origen desde el inicio de la cosecha almeriense.

el caso del melón la competencia con Senegal, Brasil y Marruecos está ocasionando una pérdida paulatina de superficie en la provincia

“Si cuando entramos o llegamos al mercado lo hacemos en una situación de exceso de oferta de producto de otras zonas, o si por ejemplo algún producto no está teniendo la aceptación adecuada por parte del consumidor, lo hacemos en clara desventaja, es como si en lugar de saltar al campo y jugar el partido nos quedamos en el banquillo con el riesgo de ni siquiera debutar”, señala el Presidente de ASAJA, Francisco Vargas.

“La situación nos preocupa sobre todo por el interés que demuestran las empresas importadoras españolas en estos productos ya que les aportan un mayor margen comercial. Si en un primer momento la intención es proveer de producto durante todo el año a los supermercados o cuando no existe producción nacional, lo cierto es que inundan el mercado, reventando nuestra cosecha y aprovechan la situación para poner un valor alto para el consumidor que atiende al reclamo de producto de inicio de temporada”, continúa Vargas.

En el caso del melón, explican desde ASAJA Almería, la competencia con Senegal, Brasil y Marruecos está ocasionando una pérdida paulatina de superficie en la provincia e incluso en el ámbito nacional, donde se está optando por sustituir este producto debido a los bajos precios que paga el comercio por él. Desgraciadamente esto está ocurriendo también con la sandía, sobre todo con la que se cosecha en la época estival que es precisamente cuando es un producto de temporada.

Esta competencia externa se ve incrementada por la llegada de melón y sandía de los países de Mercosur que se verán favorecidos una vez firmado el nuevo acuerdo con Europa, perjudicando a los productores de frutas y hortalizas.